Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Consejera de Madrid dice que no obtuvo beneficios por contratos de la Agencia Informática y Comunicaciones

"Puedo garantizar mi tolerancia cero con cualquier actividad que no se ajuste a derecho"
La consejera de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid y expresidenta de la agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM) entre 2007 y 2008, Engracia Hidalgo, ha asegurado este viernes que "jamás" obtuvo beneficios por la gestión de algún contrato durante la presidencia de ICM.
Así lo ha afirmado Hidalgo durante su comparecencia ante la comisión de la corrupción de la Comunidad en la Asamblea de Madrid, donde también ha asegurado que las normas de contratación de ICM estaban "totalmente ajustadas a derecho" y que siempre estableció que los contratos "no se apartaran de los criterios de la mesa de contratación".
La expresidenta de ICM ha asegurado que "no conocía" los detalles de cada uno de los contratos que hacía la agencia y que tampoco tenía la cualificación técnica sobre cómo ha de ser el mantenimiento de los contratos. "Dependiendo de la tipología de contrato intervienen entre 10 y 35 personas cualificadas, que se encargan de los contratos", ha asegurado.
Respecto al cambio de entidad jurídica de ICM, que en 2006 pasó de organismo autónomo a agencia, Hidalgo ha indicado que "ambas administraciones son perfectamente legales y están adecuadas a derecho". Respecto a por qué se realizó este cambio, Hidalgo ha señalado que "fue para poder prestar con eficiencia todos los servicios de ICM con el fin de resolver las cuestiones y prestar servicios de forma más eficiente sin bajar lo más mínimo los controles ni las normas de la ley de contrato".
"Cuando estuve de presidenta de ICM se gestionaron 3.500 contratos, y me aseguré de que las normas de los mismo se ajustaran a la ley y se llevaran a cabo los procesos de transparencia", ha afirmado Hidalgo, quien del mismo modo ha señalado que no conocía "los contratos de ICM ni sus cualidades específicas".
La diputada del grupo parlamentario de Podemos, María Espinosa, ha preguntado a Hidalgo por el contrato que adjudicó Cándido Cerón para digitalizar los contenidos de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid. Hidalgo ha explicado que "esa consejería en la que hay personal de ICM lo traslada al personal de ICM y a partir de ahí es cuando se decide cómo se hace".
Respecto a por qué cesó a Cerón, Hidalgo ha asegurado a la diputada socialista Encarnación Moya ha negado que fuera porque este era amigo de Gallardón y no de Aguirre. Ha reconocido conocer que Cerón provenía de la empresa privada pero que "no hay ninguna ley" que le impidiese trabajar en el ámbito público.
A preguntas de su propio partido, Hidalgo ha afirmado que quisieron que hubiera controles en ICM porque el "sector tecnológico es cambiante" y que tras el cambio de entidad jurídica quisieron que hubiera controles. "Todos los entes públicos tienen control financiero, como también hay mecanismos para que la actuación de la contratación está regida por la administración pública", ha asegurado.