Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María Salmerón recibe el indulto parcial y cumplirá la pena con trabajos sociales

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 5 de febrero conceder el indulto parcial a María Salmerón, la mujer sevillana maltratada, condenada a seis meses de prisión por incumplir la custodia compartida de su hija con el padre de ésta, condenado a su vez por malos tratos. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha informado de que se ha tenido en cuenta la realidad social que rodea al caso. "Era conveniente proceder al indulto parcial de la condena", ha dicho Catalá y ha añadido que, en lugar de una pena privativa de libertad, habrá una pena de trabajos sociales.

Así lo han anunciado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Catalá ya adelantó que el caso de la mujer sevillana, tiene "cierta relevancia social" y que, ante el inminente ingreso en prisión, había una "especial urgencia" por tomar una decisión y explicó que, pese a estar en funciones, según la Constitución y la Ley de Gobierno, el Ejecutivo podía hacer un trámite ordinario o de especial urgencia; así como que se había pedido un informe para saber si un gobierno en funciones podía adoptar acuerdos de otorgamiento de indultos".
Finalmente, el indulto para esta mujer de 51 años se ha producido este viernes pese a que los informes --preceptivos pero no vinculantes-- que la Fiscalía y el tribunal que condenó a María Salmerón remitieron al Ministerio de Justicia eran desfavorables a que se le conceda la medida.
Ya existían precedentes en España de indultos concedidos por el Gobierno contra la opinión del juez y del fiscal que llevaron el caso, entre ellos, el de Emilia Soria, la joven de Requena (Valencia), que fue condenada a un año y 10 meses de prisión por gastar 200 euros en pañales y comida para sus hijos pequeños de una tarjeta de crédito que se había encontrado en la calle. En este caso, de 2013, el tribunal y la fiscalía también dieron informe desfavorable pero aún así, el Gobierno le concedió el indulto.