Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cospedal cree "tremendo" que Rivera quiera "echar a Rajoy" y le dice que el presidente lo eligen los españoles

Arremete contra quienes quieren "fraccionar España" y contra los que son "equidistantes con el terrorismo"
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cree "tremendo" que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que representa a la cuarta fuerza política, "quiera echar" al líder del PP, Mariano Rajoy, que ha ganado las elecciones, y le ha advertido de que el presidente del Gobierno lo eligen los españoles. "A él no le tiene que gustar, nos tiene que gustar a nosotros y a los ciudadanos", ha asegurado.
En un encuentro con militantes y simpatizantes del Partido Popular celebrado en Bilbao, Cospedal también ha advertido al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, que, "si sigue por ese camino", puede quedar "el cuarto", y ha arremetido contra quienes quieren "fraccionar España" y contra los son "equidistantes con el terrorismo". "Las víctimas tienen que ganar a los verdugos", ha asegurado.
En su intervención, la dirigente popular se ha referido a las palabras del presidente de Ciudadanos, que ha asegurado este jueves que su partido no apoyará con sus votos la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, pero tampoco se abstendrá para permitirla. "No queremos que Rajoy siga gobernando", ha asegurado Rivera.
María Dolores de Cospedal ha replicado que "es tremendo" que "el que es el cuarto quiera echar al líder de los que somos los primeros porque a él no le gusta el líder". "Pero a los que nos tiene que gustar es a nosotros y a los que le votan, que le vota la mayoría de los españoles", ha añadido.
A su juicio, "no deja de llamar la atención que el queda cuarto en las elecciones, diga que el que ha ganado las elecciones se tiene que ir". "¿Entonces, tu qué tienes que hacer?", le ha preguntado.
Cospedal ha destacado que la ciudadanía quieren oír hablar del crecimiento económico y del empleo, "no de quién va a ser presidente, vicepresidente, de qué carteras se van a repartir unos y otros, de si el segundo va a ser el tercero y el tercero el segundo, o si el segundo va a acabar siendo el cuarto como siga por este camino". Además, ha apuntado que no se genera riqueza "con camisetas ni con pancartas ni con nada de esto".
SIN "ROMPER ESPAÑA"
La secretaria general del PP ha asegurado que, mientras gobierne el PP, "nadie va a intentar romper España ni a quitarnos la soberanía, que es de todos". "La capacidad de decidir lo que es nuestro país que nos pertenece a todos y no solo a una parte del todo", ha puntualizado.
Además, ha manifestado que "no vale la equidistancia cuando se habla de nuestro país, de España, de nuestro futuro como nación". En este sentido, ha dicho que "unos no pueden estar manifestándose con los independentistas, y yendo en contra de lo que dice la Ley públicamente y decir que es un demócrata".
"Lo primero y lo más importante, en lo que se funda la democracia, es que la Ley es igual para todos y que la Ley está por encima de todos. Y la Ley a quien más obliga es, en primer lugar, a la autoridad pública", ha asegurado.
Cospedal ha afirmado que los populares siempre han defendido "la unidad del país, rico, plural y diverso", y ha lamentado que "algunos trabajen para fraccionarlo, debilitarlo, hacerla más pequeña y hacerlo menos fuerte". Además, ha abogado por "integrar a la pluralidad para darle fortaleza".
TERRORISMO
Además, ha dicho que "tampoco vale la equidistancia a la hora de hablar de la historia de los pueblos porque la historia es como es y no como algunos la quieran interpretar". En este sentido, ha recordado "la historia que se ha vivido en España con el terrorismo".
También ha destacado que "algunas reminiscencias" de él "quieren cambiar cómo fueron las cosas, que había unos verdugos, unos asesinos, unos chantajistas, unos extorsionadores y hubo unas víctimas que defendieron la libertad y la democracia, y que dieron su vida" por ello.
"Ésa es la historia, y tienen que ganar las víctimas, no los verdugos, y no puede ser que ahora se cambie la forma de contar las cosas o, como dicen algunos, que ahora modifiquemos el relato", ha añadido.
María Dolores de Cospedal ha asegurado que su partido siempre defenderá "la justicia, la dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo". "Y no vamos a admitir el cambio del relato porque mienten quienes hablan de otra cosa", ha indicado.
Tras señalar que hay algunos que "siempre han jugado a la equidistancia", ha apuntado que ahora "algunos" empiezan a jugar a ella "porque creen que pueden perder votos y porque quieren arañar un poquito de aquí o de allá". "Nosotros no vamos a cambiar por una conveniencia electoral", ha asegurado.
En este sentido, ha insistido en que, "quienes han atentado contra nuestras libertades, al final, no pueden ganar". "Y se gana de mucha maneras, también se puede ganar si, al final, lo que se le cuenta a nuestra gente joven es algo distinto de lo que pasó, y eso el PP no lo va a permitir ni o va a mantener ni lo va a admitir, como nación y como ciudadanos de esta gran nación que es España", ha destacado.
Cospedal ha dicho que los populares no tienen que "transformarse ni decir cosas distintas". "No tenemos que ser un día socialdemócratas y otro día de centro izquierda o de centro derecha. Éste es el partido que representa al centro político y sociológico de España", ha aseverado.
VOTO ÚTIL
Asimismo, ha dicho que "el voto útil en estas elecciones no es el de hacer experimentos, y ha considerado que los ciudadanos están "un poquito hartos de política, sobre todo ahora que tienen que ir a votar otra vez por la cerrazón del PSOE de no sentarse a hablar con el partido que ganó las elecciones, el PP".
La dirigente popular se ha referido al debate 'a cuatro' del pasado lunes y ha afirmado que se vio "a un candidato de los cuatro (Mariano Rajoy) que hablaba a los españoles, y había tres aspirantes a presidentes del Gobierno que hablaban entre ellos".
"El uno (Pablo Iglesias) le decía al otro (Pedro Sánchez): 'no te metas conmigo porque tu adversario es Rajoy', y parece que Pedro le decía: 'tú échate para un lado que no se nos note mucho'. Y, luego, esa alianza, que estaba implícita, de Ciudadanos y del PSOE, porque no se hablaron entre ellos ni se tocaron en toda la noche, que fue una cosa bastante sorprendente, sobre todo, cuando dicen que son dos formaciones políticas distintas", ha dicho.
Tras recordar que la formación naranja votó a Sánchez en su fallida sesión de investidura como presidente del Gobierno, ha dicho que "esto está muy bien que lo sepan todos aquellos que fueron a votar a Ciudadanos pensando que era una manera de apoyar al PP de otra forma".
"Luego, vimos a esos que dicen que quiere asaltar el cielo", ha dicho, para recordar que ha transcurrido un año "de gobiernos populistas, radicales de izquierdas, unidos, a veces, con partidos independentistas".
"Estamos viendo lo que está pasando en Valencia, en Barcelona, en Madrid, en Zaragoza o en otros sitios en los que están gobernando, la parálisis, el freno de las inversiones y el frenazo en la confianza", ha añadido.
María Dolores de Cospedal ha criticado que "algunos hablen como si España estuviera igual que Nigeria o que un país subdesarrollado", y ha insistido en que, si se consolida el crecimiento, se bajará el impuesto del IRPF y el Impuesto de Sociedades.
PODEMOS, "EL RETROCESO"
El cabeza de lista del PP al Congreso por Bizkaia, Leopoldo Barreda, ha advertido de que un Gobierno "de Podemos, con Podemos o en torno a Podemos", supondrá "retroceder y volver a los peores tiempos de la crisis".
En este sentido, ha apostado por un Gobierno "de la moderación", encabezado por Mariano Rajoy, y ha llamado a concentrar el voto en el PP, que estará "frente al populismo, frente al extremismo". "No es momento de cabreos ni de pasar facturas ni de desahogos, es hora de votar con eficacia", ha concluido.