Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristina Seguí presenta su candidatura a VOX Valencia y apela al "voto útil contra el tripartito catalanista"

Propone cese de fondos públicos a la AVL, "retirar el catalán de las universidades públicas" y "luchar contra la inmersión lingüística"
La valenciana Cristina Seguí, con formación en diseño gráfico y experiencia como sobrecargo de cabina y en marketing y comunicación, ha presentado su candidatura a presidir VOX Valencia y, a falta de saber si deberá enfrentarse a otra lista para después decidir si concurre al Ayuntamiento o a la Generalitat, asegura que su propuesta representa "el voto útil contra el tripartito catalanista". Al PP le reprocha que "utiliza ese tripartito para amenazar a sus votantes", incumple su programa y carga con "una mochila de vergüenza política".
Seguí, que dimitió de la directiva nacional de VOX tras acusar de lucro irregular al entonces presidente en funciones del partido, ha informado este martes en rueda de prensa de su candidatura al Comité Ejecutivo Provincial de la formación, arropada por el economista con experiencia en política municipal Luis López, como vicepresidente; el magistrado, licenciado en Ciencias Políticas y profesor en la Universitat de València Jose María Llanos, como secretario general; el periodista Víctor López; la licenciada en Derecho y experta en política familiar Carmen Mateu, y el licenciado en Administración y Dirección de Empresas y consultor financiero Borja Frigols.
La propuesta de 'Seguí por Valencia' se basa en el compromiso a "garantizar la libertad individual" y a "denunciar cualquier atisbo de corrupción, tanto dentro como fuera del partido", así como en la apuesta por la "regeneración democrática, donde el político sólo esté legitimado para hacer aquello que los ciudadanos han votado" y el resto de cuestiones se sometan a referéndum, el "cambio necesario" del sistema electoral y judicial, el adelgazamiento del Estado y las herramientas que devuelvan la soberanía a la ciudadanía.
Seguí --que, en su caso, previsiblemente encabezaría la lista al Ayuntamiento-- ha remarcado que son "personas de la sociedad civil" que sitúan a los valencianos en el eje de su acción, convencidas de que "el valenciano necesita este proyecto político", del que destacan su "sentido de Estado, coherencia, independencia y sentido común", así como su naturaleza "liberal en lo económico y en lo social".
RESPONDER POR "GESTIÓN "NEGLIGENTE" CON BIENES PROPIOS
Su proyecto económico incluye bajada de impuestos a familias y empresas; reducir gasto público, número de cargos y asesores y cerrar empresas públicas "prescindibles para el servicio público"; una "mínima intervención del Estado en la economía"; potenciar sectores estratégicos con estímulos fiscales, no subvenciones; política de grandes eventos "sin cargo al contribuyente" y que responsables públicos respondan con sus bienes por su "negligente gestión".
"No permitiremos que cargos políticos arruinen empresas públicas como Bancaja, la CAM o Radio Televisión Valenciana (RTVV) y se retiren con indemnizaciones millonarias mientras los ciudadanos tienen que asumir el coste de su mala gestión", advierten.
En materia de "identidad valenciana", VOX exige el "cese de la inyección de fondos públicos a la academia lingüística de Jordi Pujol, la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL)", reivindica que "el patrimonio cultural/lingüístico de los valencianos no se negocia, sino que se defiende", y reclama la normativa lingüística de 'les normes del Puig' y la "despolitización de las instituciones y academias culturales" para que puedan "trabajar para la mayoría".
DEVOLVER COMPETENCIAS EDUCATIVAS AL ESTADO
En educación, proponen "garantizar el derecho de todo español a educarse en lengua española sin perjuicio" de la valenciana, que "será protegida y considerada como de riqueza nacional", devolver competencias al Estado para "unificar criterios y contenidos", premiar la excelencia y "favorecer el conocimiento y la crítica científica frente al adoctrinamiento y al proselitismo ideológico". Además, rechazan "hacer política en la universidad" y apuestan por "retirar el catalán de las universidades públicas valencianas" y "luchar contra la inmersión lingüística".
En materia de "política familiar", defienden que "el apoyo a la familia no puede quedar limitado a un reconocimiento de su importancia como institución, como hasta ahora ha hecho el PP", y reclaman que se convierta "en una prioridad política" y se incorpore la "perspectiva de familia en todas las actuaciones", así como eliminar "discriminaciones por número de hijos o nivel de renta".
Dentro del área municipal, entre otras cuestiones, denuncian "mal uso" de fondos públicos y "abusos en materia de contratación de cargos de confianza" y se comprometen a "defender los intereses de los vecinos" en temas como la ampliación de la avenida Blasco Ibáñez, construcción del Nou Mestalla y en otros "relacionados con el abuso político que se practica en Valencia desde hace décadas".