Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Críticos de IU piden revisar la coalición con Podemos para implicar a las bases y el electorado

Las diferentes corrientes críticas de Izquierda Unida creen necesario revisar el acuerdo alcanzado con Podemos para las elecciones del pasado domingo, visto que los resultados no fueron los esperados y no se ha conseguido implicar a las bases de la organización y el electorado en la coalición, según han explicado a Europa Press.
Los dos sectores que se enfrentaron con el mayoritario de Alberto Garzón en la Asamblea de principios de este mes coinciden con la dirección de IU en que el camino de la confluencia es el adecuado, pero creen que hay que repasar el acuerdo al que se llegó con Podemos para el 26J, que "ha funcionado como una mera coalición electoral y no esa confluencia anhelada".
"Ha quedado demostrado que el acuerdo no ha sumado y mucho menos ha multiplicado", ha resumido la eurodiputada Paloma López en declaraciones a Europa Press después de que Unidos Podemos cosechara un millón de votos menos de los que obtuvieron ambas formaciones por separado en las elecciones de diciembre.
A su juicio, las organizaciones deben hacer un análisis en profundidad de los resultados para desentrañar "qué ha fallado", pero lo que sí queda claro es que los cálculos "aritméticos" no son suficientes a la hora de los acuerdos entre partidos y deben hacerse "con más profundidad".
A su juicio, la coalición tuvo "elementos de precipitación" que no consolidaron bien su base, por lo que hay que revisar sus "elementos clave" para corregir cuestiones "clave" en el futuro y próximas confluencias.
Lo que sí tiene claro la eurodiputada es que no comparte el análisis de Garzón de que, sin acuerdo, ambas formaciones hubieran tenido peor resultado. "No teníamos una bola de cristal en el pasado ni la tenemos para el futuro", ha avisado insistiendo en que hay que trabajar intensamente para conseguir mejores resultados en próximas elecciones.
Paloma López cree que IU debe fortalecer su presencia como organización y su discurso después de una campaña en la que, a su juicio, ha mantenido un discurso "demasiado volátil" que no ha llegado a su militancia y electorado más ideologizado. "Ha habido variaciones en el mensaje que han confundido y desorientado a un electorado más ideologizado y comprometido", ha lamentado.
CAMPAÑAS DESLIGADAS Y MENSAJES CONTRADICTORIOS
Una posición parecida mantiene Izquierda Abierta, la corriente liderada por Gaspar Llamazares, que cree que los déficits de Unidos Podemos se han puesto de manifiesto "con campañas desligadas y mensajes contradictorios".
"No se ha sabido transmitir un mensaje unitario que llevara al electorado a entender que había un proyecto alternativo de país. Se ha percibido más como una coalición que respondía a objetivos internos de los partidos que a objetivos para el cambio", ha concluido IzAb tras la reunión de su Ejecutiva.
A su juicio, la campaña electoral fue "de bajo perfil, desdibujada y con ausencia de propuesta política" que ofreciese soluciones a los problemas de la gente, "centrada en quiénes ganarían a quiénes y quiénes pactarían con quiénes".
PACTO RÁPIDO Y CUPULAR
Y frente a este pacto "rápido y cupular", propone avanzar en una "confluencia real" mucho más plural, participativa y que integre al mayor número de fuerzas políticas posible, ofreciendo una alternativa "capaz de regenerar este país".
El propio Llamazares ya avanzó sus críticas este martes después de que quedara demostrado que la "fusión fría" de Podemos e IU no ha funcionado, porque las "culturas políticas no se mezclan como si fueran una mezcla química".