Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's, PSC y SíQueEsPot piden al Govern diálogo y la CUP quita importancia a hablar con el Estado

Albiol lamenta el "ridículo" del Govern y Rovira le reprocha decir que el FLA no tiene intereses
Los grupos de C's, PSC y SíQueEsPot en el Parlament han pedido al nuevo Govern dialogar con la oposición --C's ha pedido aplicarlo también con el Gobierno central--, en su réplica al presidente de la Generalitat al presentar su Ejecutivo ante la cámara.
Inés Arrimadas ha reivindicado a C's como negociador --poniendo como ejemplo los actuales pactos en la Mesa del Congreso-- pero ha criticado que la hoja de ruta del Govern pone en peligro el diálogo con la oposición y con el Gobierno central, y ha pedido a Carles Puigdemont negociar una mejor financiación: "Dicen que es muy complicado negociar un nuevo modelo de financiación pero quieren negociar la independencia. ¿No es un poco contradictorio?"
Desde el PSC, Miquel Iceta ha celebrado la predisposición al diálogo de Puigdemont y le ha avisado de que "todo lo que se base en la declaración del 9 de noviembre está falto de seguridad jurídica", una discrepancia que hace que los socialistas no compartan la hoja de ruta del Govern; y también ha deseado a Puigdemont que dure más de 18 meses, porque una trayectoria tan corta es impropia de un presidente de la Generalitat.
Lluís Rabell (SíQueEsPot) ha emplazado a Puigdemont a tener con ellos "un debate constante sobre los Presupuestos, que no es sólo una cuestión contable, sino política en mayúsculas", y a tener en cuenta también las leyes de acompañamiento de las cuentas, ya que ha lamentado que el cierre de camas hospitalarias en el anterior mandato no se tradujera en un ahorro presupuestario, porque se derivaban pacientes a otros centros.
Desde la CUP, Joan Garriga ha pedido no preocuparse por el diálogo con el Gobierno central y ha instado a la Generalitat a salir del desencuentro con el Estado llevando a cabo el mandato independentista surgido de las elecciones catalanas, ha dicho; y sobre la estabilidad parlamentaria ha dicho que "no es resultado de un acuerdo, sino de la voluntad de entendimiento en la que tienen que caber las sensibilidades de cada uno".
ACCIÓN EXTERIOR Y EL FLA
El popular Xavier García Albiol ha reprochado al Govern "hacer el rídiculo y poner a todos los catalanes en ridículo" cuando explica al mundo un "proyecto de país hipotético", cuando afirma que una Catalunya independiente seguiría en la UE y cuando el expresidente Artur Mas envió una carta a los primeros ministros europeos que ninguno respondió, ha dicho.
Marta Rovira (JxSí) ha sostenido que para un acuerdo es necesario compartir un análisis de asfixia en Cataluña por parte del Gobierno central, y ha criticado que el "doble expolio" del Estado con el FLA: ha afirmado que Catalunya ha pagado en los últimos tres años intereses por 1.900 millones de euros --lo que cuesta la Conselleria de Bienestar, ha comparado--, unos intereses por un dinero que procede de las arcas de la Generalitat, ha defendido en respuesta a Albiol, que aseguraba que el interés cobrado por el Gobierno central es cero.