Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's cree que Podemos tiene "difícil encaje" en el acuerdo con PSOE y que PNV encontrará "cosas positivas"

Dice que el PP "dejó pasar su opción" y está "la estrategia del cabreo"
El diputado de Ciudadanos en el Congreso Miguel Gutiérrez ha considerado que Podemos tiene "difícil encaje" en el acuerdo de gobierno con el PSOE porque hay una serie de puntos que no están "dentro del ideario" de la formación de Pablo Iglesias, mientras que el PNV encontrará "cosas positivas dentro de este acuerdo", aunque el hecho de sumarse lo tiene que decidir la formación jeltzale.
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Gutiérrez, integrante del equipo negociador de Ciudadanos, ha dicho que, "si la voluntad del acuerdo es tener un programa de gobierno y de reforma que en los próximos años sea capaz de poner en marcha todas aquellas iniciativas que los ciudadanos han venido demandando a lo largo de todos estos años, para que eso sea posible, hacen falta más de dos partidos que sean capaces de sumar".
"En eso estamos, y nos parece importante que el PP, que ha obtenido una amplia representación en la Cámara, también pueda sumarse a este acuerdo, porque, si no, hacer las reformas que entendemos que este país necesita va a ser absolutamente imposible", ha insistido.
Asimismo, ha indicado que el PSOE "está intentando también que se sumen otras fuerzas", pero, en su opinión, Podemos "tiene difícil encaje en este acuerdo que nosotros hemos firmado" porque "hay una serie de puntos en el acuerdo que entendemos que Podemos no comparte y no están dentro de su ideario ni de su proposición electoral".
En su opinión, el PP "es un partido que sí que podría suscribir este acuerdo y el resto tendrán que decir algo". "A mí lo que me parece importante es que la gente vea el acuerdo, que vea que hay más de 200 puntos, más de 200 reformas en un acuerdo que tiene más de 80 páginas de reformas continuas y yo estoy convencido de que habrá muchos partidos que también encontrarán muchos puntos en común con nosotros", ha añadido.
PNV
En cuanto al PNV, ha explicado que el PSOE les comentó que habían estado hablando con la formación jeltzale y ha considerado que "sí que habrá cosas que el PNV encuentre dentro de este acuerdo como cosas positivas".
En todo caso, ha dicho que "es algo que tienen que decir ellos". "Para nosotros, cuanta más gente sea capaz de sumarse a una proposición que pretende reformar parte de la democracia española que hasta ahora hemos visto que no está funcionando, como todo lo que tiene que ver con el capitalismo de amiguetes, las puertas giratorias, y pinchar la burbuja política y administrativa, es positiivo", ha manifestado.
Sobre el hecho de que sea un acuerdo de "alcance reducido" que no se pueda llevar a cabo porque no hay mayoría suficiente para desarrollarlo, Gutiérrez ha considerado que "cuando uno intenta hacer un acuerdo en el que se tiene que sumar la gente, lo primero que hay que hacer es escribirlo".
"Eso es lo que nosotros hemos hecho, y ahora viene la fase de intentar hacer que a este acuerdo se suma más gente, porque es difícil que la gente se sume a nada, primero hay que escribir, poner negro sobre blanco aquellas reformas que entendemos que los ciudadanos nos están reclamando a todos los partidos políticos, y, una vez que eso está encima de la mesa, habrá un texto al que poder sumarse, hacer alguna enmienda o matización", ha dicho.
El diputado de Ciudadanos ha indicado que han hecho "un documento de consenso". "No es nuestro programa electoral, no es el programa electoral del PSOE, pero sí es un acuerdo en el que todos hemos tenido que ceder, pero en el que hemos buscado siempre más aquello que une que lo que nos separa, que es la única manera de hacer una negociación y conseguir un acuerdo entre fuerzas políticas que legítimamente tienen planteamientos de base distintos".
"EL CABREO" DEL PP
En cuanto a la acusación del PP de que Ciudadanos ha "traicionado" a sus votantes de centro-derecha, Gutiérrez ha considerado que es "la estrategia del cabreo". "Un partido que ha demostrado que desde el 20 de diciembre que fueron las elecciones la inacción ha sido su principal capital político, cuando ve que alguien se sienta a trabajar, con un trabajo bien hecho, serio y es capaz de presentar a la sociedad algo, no me extraña que lo critiquen de una forma tan sencilla", ha afirmado.
Según ha asegurado, no ha encontrado todavía "ningún dirigente del PP" que le diga "qué puntos de esos más de 200 que están en el acuerdo no le gustan o no sería capaz de firmar o suscribir". "Todavía no me han dicho nada, solo esa especie de enmienda a la totalidad de que tengo que ser yo porque yo fui el que gano las elecciones", ha añadido, para advertir al PP que "dejó pasar su opción".
Tras precisar que "no es Ciudadanos quien se presenta a la sesión de investidura, sino Pedro Sánchez", ha considerado "legítimo que Sánchez intente encontrar apoyos en base a acuerdos y reformas que necesita este país" y ha dicho que "lo que no es de recibo es sentarse en una esquina enfadado con el mundo porque no quieren hablar con él". "La actitud debe ser positiva y debe nacer la iniciativa de uno mismo, no esperar a que a uno vayan a llamarle", ha señalado.
Ante la disposición de Podemos a negociar a partir del 5 de marzo, ante la probabilidad de que Pedro Sánchez no sea investido presidente, Gutiérrez ha considerado que, "con el acuerdo que está encima de la mesa", ve "difícil" que el líder del PSOE pueda lograr un acuerdo de izquierdas porque "será el mismo acuerdo". "Con el acuerdo que hay, si hubiera sido posible, lo hubieran hecho ahora, y no a partir del día 5", ha insistido.
El diputado de Ciudadanos ha reiterado que ve "difícil" que Podemos se pueda sumar a este acuerdo porque "todo lo que tiene que ver con Europa, con no subir los impuestos, con no asfixiar a la clase trabajadora con más impuestos, y con todo lo que tiene que ver con las reformas del mercado laboral, está muy lejos de su propuesta programática, pero son las reformas que nos están pidiendo en este momento los españoles".
Sobre la eliminación de las diputaciones, ha dicho que son "una burbuja de clientelismo político donde esperamos, con esta reforma, ahorrar casi 5.000 millones de euros". "Es una de las reformas necesarias desde hace mucho tiempo y que nadie ha tenido la valentía de poner encima de la mesa", ha concluido.