Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's explica que los diputados sorianos tienen un expediente disciplinario que puede ser alegado

El portavoz de Ciudadanos en la Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, ha confirmado este martes que se ha abierto un expediente disciplinario e informativo a los diputados sorianos José Antonio de Miguel y Raúl Lozano tras dar su respaldo el pasado viernes la moción presentada por el PP a través de la que se defendía el papel de las diputaciones que puede ser alegado.
Fuentes, quien ha realizado estas declaraciones tras la presentación de la iniciativa 'Cortes abiertas', ha matizado que "no están suspendidos de militancia" sino que se les ha abierto un expediente, que "sigue su curso" y al que los dos diputados pueden presentar "las alegaciones oportunas y expresar su posición".
Además, el portavoz de ciudadanos ha indicado que las discrepancias de partido se deben "verter" en los órganos internos del partido y ha recordado que la supresión de las diputaciones es una posición "común" del partido a nivel nacional en el que existe una "voz única".
En este sentido, ha destacado que ésta es una cuestión recogida "en el idearios de Ciudadanos desde su formación" y es "aceptado por todos aquellos que se acercan al partido".
A este respecto, Fuentes ha subrayado que "la línea del partido está clarísima" y ha insistido en la posición del partido en que las diputaciones "no son necesarias" al duplicar funciones de otras instituciones.
El portavoz de Cuidadanos ha manifestado que no ha hablado con José Antonio de Miguel, aunque ha confirmado que "alguien del partido sí lo ha hecho". Al mismo tiempo ha indicado que "no sabe los motivos que han propiciado el cambio de posición" de los dos diputados sorianos y ha señalado que "desconoce cómo puede gestionar cada uno las presiones que pueda sufrir de la ciudadanía".