Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C's no alude a la consulta en su programa y llevará a la UE su criterio lingüístico

Critica que los partidos envíen a políticos "amortizados" o a jóvenes para ganar experiencia
El programa de C's para las elecciones europeas no alude a la consulta soberanista del 9 de noviembre y expone su voluntad de trabajar por una UE más integrada y unida económica, política y socialmente, en la que haya unas políticas de educación que garanticen el derecho a recibir educación en cualquiera de las lenguas oficiales que hay en cada territorio.
Así se expone en el programa, al que ha tenido acceso Europa Press, y que se presenta en un acto este sábado en el Centro de Convenciones Internacionales del Fórum de Barcelona en el que intervendrán el candidato del partido a los comicios, Javier Nart; los números dos y tres de la lista, Juan Carlos Girauta y Carolina Punset, y el presidente de C's, Albert Rivera.
En las 14 páginas del programa electoral, bajo el título de 'La fuerza de la unión', C's no menciona en ninguna de ellas la posibilidad de que en Catalunya se celebre la consulta y las consecuencias que pudieran derivarse en Europa si se independiza, una estrategia que choca frontalmente con la voluntad de CiU, ERC e ICV-EUiA de incorporar en sus respectivos programas la defensa del 'derecho a decidir'.
C's, que se presenta a las europeas por primera vez, ha argumentado la necesidad de que los europeos, incluidos los españoles, son más fuertes juntos, por lo que "hay que recuperar la ilusión por compartir un proyecto común".
Según el programa, el Parlamento Europeo debe ser el centro del debate sobre el futuro de la UE con personas de prestigio "y no como sucede ahora, que la mayoría de partidos envían a políticos en retiro o amortizados o a jóvenes para que obtengan experiencia".
A largo plazo, proponen la elección de un presidente de la UE mediante sufragio universal y directo, y que la Comisión Europea defienda el interés general de la UE "y no el interés nacional de sus países" reduciendo el número de comisarios de los actuales 28 a 15.
En materia educativa, exigen la implantación de materias que expliquen la historia y favorezcan la aparición de un "sentimiento europeo" y se garantice el derecho a recibir educación en cualquier de las lenguas oficiales en cada territorio de la UE, por lo que consideran fundamental que los padres puedan escoger la lengua con la que quieren educar a sus hijos en los países donde coexistan una o más lenguas oficiales o regionales.
ELIMINAR ESTRASBURGO
Además de comprometerse a recibir a los ciudadanos que lo pidan en una jornada de puertas abiertas, promoverán eliminar la sede de la Eurocámara en Estrasburgo ante los costes "ingentes" que conlleva tener dos sedes parlamentarias --la otra está en Bruselas--,
También plantearán reducir sueldos y dietas de los eurodiputados, que desaparezca el veto de los Estados miembros y las votaciones por unanimidad salvo excepciones, y abogan por que Europa se dote de una política de defensa única, armonice las de inmigración, y avance hacia la unión bancaria.
El partido defiende que el presupuesto comunitario se financie con impuestos propios, y pide cambios en la actual política agrícola, más coordinación en las de carácter fiscal y social, garantizar servicios sanitarios básicos, fomentar políticas que creen trabajo y protección social a los desempleados.