Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cullera retirará las placas con el nombre de Rus al considerarlas "indecentes"

El Ayuntamiento de Cullera (Valencia), gobernado por PSPV y Compromís, llevará al pleno ordinario de febrero la propuesta de retirada de las placas inaugurales de la localidad que llevan el nombre del ex presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, al considerarlas "indecentes" tras su detención en la Operación Taula derivada del caso Imelsa.
Así lo ha comunicado este jueves el alcalde, Jordi Mayor, quien ha expresado su intención de que todas las fuerzas políticas se pronuncien al respecto, aunque ha indicado que la iniciativa "está garantizada" ya que contará con el apoyo del equipo de gobierno en bloque, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.
Recientemente otras poblaciones valencianas como Burjassot, Riba-roja, Daimús o la Pobla de Vallbona también han acordado durante las últimas semanas retirar en sus términos municipales los reconocimientos al ex presidente provincial.
En el caso de Cullera, el alcalde ha insistido en que sería "indecente" que la ciudad siguiera manteniendo placas con el nombre del ex presidente "afectado por una trama corrupta que nos abochorna a todos", por lo que los servicios del Ayuntamiento están rastreando todas las placas inaugurales con el nombre de Rus instaladas en dependencias municipales o espacios públicos.
"En Cullera no hay cabida para reconocimientos ni honores a quienes usaron el dinero público para realizar adjudicaciones a cambio de mordidas", ha insistido, para condenar acto seguido que "esas prácticas estructurales de saqueo de las arcas públicas durante años nos llevaron a una situación de recortes, pobreza y desigualdad" y "no vamos a rendir homenaje a los que han robado a manos llenas a los valencianos".
"ELIMINAR RECONOCIMIENTOS A LOS AGRESORES"
Los trámites para la retirada de las placas corresponden a la concejalía de Régimen Interior, que dirige Hugo Font, quien ha señalado que se trata de "un paso para cerrar las heridas que ha dejado la corrupción en nuestra red pública" y así "eliminar los reconocimientos a los agresores de nuestras instituciones".
Al respecto, Font ha recordado que "durante años hubo personas que confundieron la función de representación que la sociedad les había otorgado con un poder absolutista", y en consecuencia ha avanzado que el Ayuntamiento considera "imprescindible" la retirada de símbolos conmemorativos a políticos condenados por corrupción "en el desarrollo de sus areas de servicio y representación publicas".