Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Culmina una de las fases de reestructuración de la Ertzaintza al reducir escoltas y reforzar la seguridad ciudadana

El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco avanza en el plan de reestructuración de Ertzaintza con el fin de aumentar los efectivos de Seguridad Ciudadana y configurar una sección de apoyo a la Brigada Móvil, al tiempo que reduce los escoltas, en una situación ya consolidada de ausencia de actividad de ETA.
El próximo miércoles culminará una de las fases de reestructuración de la Policía autonómica vasca contemplada en el 'Plan Estratégico de la Ertzaintza-Horizonte 2016', que dio a conocer en el Parlamento vasco la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia.
El Departamento de Seguridad señala, en un comunicado, que la nueva situación que vive Euskadi tras el cese de la actividad de ETA --decretada por la banda hace casi dos años-- y la consiguiente disminución de las necesidades de protección a personas amenazadas, ha motivado la reducción en 71 agentes destinados a la Unidad de Protección de Escoltas (71) y la supresión de la denominada Unidad de Acompañamientos --integrada por 102 ertzainas-- con el objetivo de reforzar las comisarías y contar con mayor presencia de policial en las calles.
Esta reorganización se ha hecho coincidir con el envío a su primer destino de los 220 nuevos ertzainas que integran la 23ª Promoción y que finalizaron su formación el pasado mes de junio.
Dentro del 'Plan Estratégico de la Ertzaintza-Horizonte 2016' se apuesta por ampliar la Brigada Móvil, tanto en sus funciones como en sus medios humanos, para lo que se configura una nueva sección de apoyo con 188 efectivos, al tiempo que se pone en marcha un curso de especialización y se suprime la Brigada de Refuerzo.
700 ERTZAINAS
Con este último paso que, en su conjunto, ha afectado a unos 700 ertzainas, el Departamento de Seguridad finaliza la primera fase de reorganización interna del Cuerpo que, en los próximos meses, se verá completada con otras readecuaciones como, por ejemplo, la del número de divisiones, otra de las medidas que ya fue avanzada en sede parlamentaria.
La consejera Estefanía Beltrán de Heredia señala que esta reorganización se ajusta a las necesidades actuales en materia de seguridad, ya que los nuevos tiempos "obligan a adaptar" la estructura de la Ertzaintza de cara a afrontar nuevos retos y abordar los tres impulsos definidos en el 'Plan Estratégico Ertzaintza Horizonte 2016', como son el impulso a la seguridad ciudadana, a la investigación e información, y a un nuevo modelo de gestión, reforzando el papel de las Ertzainetxeas.