Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CyL admite que la 'reválida' de Primaria ha sido realizada por profesores de los propios centros educativos

El consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey, ha admitido este viernes que las evaluaciones finales de Primaria fueron realizadas en su comunidad autónoma por profesores de los propios centros educativos en vez de personal externo, como marca el real decreto por el que se regulan estas 'reválidas' que establece la LOMCE.
Según ha explicado antes de participar en Madrid en la reunión del ministro del ramo, Íñigo Méndez de Vigo, con los responsables autonómicos de Educación, la 'reválida' a los alumnos de 6º de Primaria fue realizada en Castilla y León por profesores del propio centro educativo, aunque no los que les dan clase directamente.
Esta decisión se adoptó, según ha explicado Rey, para solventar los problemas logísticos que hay en su comunidad, más extensa que todo Portugal y con numerosas zonas rurales de pocos alumnos. "La esencia es que la prueba sea externa. Y para respetar su espíritu la han corregido profesores que no son los que dan clase a los niños pero sí pertenecen al centro", ha justificado.
El consejero ha confiado en la "imparcialidad" de los docentes y se ha mostrado seguro de que "no van a hacer trampas" a la hora de evaluar a los alumnos con una prueba que considera beneficiosa tanto para los escolares como para el propio sistema educativo.
DEBATE "POLÍTICO" Y "SOBREDIMENSIONADO"
A su juicio, la 'reválida' es un instrumento "útil e interesante" porque permite aplicar un refuerzo al alumno que lo necesite y a la vez evaluar todo el sistema. Y considera que el debate suscitado está "un poco sobredimensionado" y hay que situarlo en el contexto político actual, con un "largo historial" de críticas a la LOMCE y "un proceso electoral que no acaba de terminar".
De esta forma, ha expresado su deseo de que finalmente "prevalezca la sensatez" y ha insistido en que "no es bueno utilizar a los escolares como rehenes de luchas partidistas". "Estamos sobredimensionando una prueba que es interesante pero no es la caída de Occidente", ha reprochado.
Los resultados de la prueba de Castilla y León se conocerán el próximo 8 de junio. Según ha insistido el consejero, esta 'reválida' se realizó "con toda normalidad" y tuvo un coste que no superó los 20.000 euros.