Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Defensora del Pueblo advierte a Quijorna de que era su obligación impedir la feria donde había símbolos franquistas

La Defensora del Pueblo ha remitido un escrito al grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Quijorna en el que se deja claro que es obligación de la Corporación tratar de prevenir que se puedan realizar actos o eventos que puedan constituir una exaltación de la dictadura franquista y retirarlos en caso de que se produzcan.
Así se pronuncia la institución que dirige Soledad Becerril en relación a la queja formulada por el PSOE de la localidad sobre la celebración de una feria en el polideportivo del colegio Príncipes de Asturias con presencia de banderas preconstitucionales, imágenes de Francisco Franco y del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, así como algunos elementos de estética nazi.
En ese escrito, la Defensora del Pueblo indica que es su función "intentar evitar que en el futuro" vuelvan a realizarse actividades de este tipo, especialmente en el caso de un colegio público.
Por su parte, advierte y recuerda a la administración municipal sus "deberes legales", entre los que se incluye la de informar con antelación a los grupos municipales de las actuaciones relevantes en la localidad.
Al respecto, recuerda que ha recibido también un escrito de la Consejería de Educación indicando que no se informó por parte del Ayuntamiento de la celebración de esta exposición, en día no lectivo. La Consejería procedió entonces a enviar funcionarios de la Dirección de Área Territorial y de la Inspección educativa para entrevistarse con la directora.
En el escrito remite un recordatorio de esos deberes que debe seguir el Ayuntamiento, entre los que se incluye la retirada de los objetos que supongan una exaltación del franquismo y la de prevenir la organización de este tipo de actos, solicitando incluso el auxilio de otras instituciones si fuera necesario.
Aparte, recalca que se debe informar con antelación al centro de los usos no docentes de la instalación, aspecto que además debe acometerse también en el caso de los grupos municipales.
Por su parte, la concejala socialista en el Ayuntamiento de Quijorna, Azucena Concejo, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que está "muy satisfecha" por la respuesta de la Defensora del Pueblo, que insta a retirar todos los objetos relacionados con la dictadura, que atentan contra la Ley de la Memoria Histórica.
Además, ha esperado que ahora la Consejería de Educación, Juventud y Deportes "tome cartas" en el asunto y desarrolle una normativa para evitar que se puedan producir este tipo de actos.