Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Delegado Gobierno pide a la Fiscalía que impida los homenajes a Arnaldo Otegi en Elgoibar y San Sebastián

Cree que el que "pretendan presentarlo como hombre de paz no supone una patente de corso para verse exonerado de cumplir la ley"
El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha remitido este lunes un oficio al Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional en el que comunica la celebración de sendos homenajes a Arnaldo Otegi en Elgoibar y San Sebastián los días 1 y 5 de marzo tras su salida de prisión con el objetivo de que sean prohibidos por la Fiscalía.
En un comunicado, Urquijo ha considerado que estos actos de homenaje al exportavoz de Batasuna podrían ser constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo y ha pedido a la Fiscalía que "adopte las medidas que considere oportunas para velar por la defensa de la Ley".
En su opinión, "los actos de enaltecimiento a miembros de una banda terrorista están tipificados como delito según se recoge en el artículo 578 del Código Penal y no es un eximente el hecho de ser más o menos conocido públicamente porque la ley es igual para todos".
Para el delegado del Gobierno queda claro que, "una vez más", se quiere consumar "una nueva humillación a las víctimas del terrorismo, algo que también "queda expresamente prohibido por la Ley 29/2011 de reconocimiento y protección integral" a las mismas pero que "los de siempre, parecen ignorar en este llamado 'nuevo tiempo'".
A su entender, "un nuevo tiempo tendría que destacar precisamente por respetar y reconocer a las víctimas del terrorismo más que por homenajear a sus verdugos". Además, ha precisado que remite el escrito al Fiscal amparado en el artículo 61 de la Ley 29/2011, que encomienda a los delegados del Gobierno "velar por la defensa de la dignidad de las víctimas e impedir la realización de actos de homenaje como los previstos".
"PATENTE DE CORSO"
"El hecho de que en unos meses se celebren elecciones y algunos pretendan presentar a Otegi como un hombre de paz ni blanquea su historia de apoyo a la banda terrorista ETA ni supone una patente de corso para verse exonerado de cumplir la ley", ha remarcado Urquijo.
En ese sentido, ha subrayado que "podrán tratar de presentar estas convocatorias como actos políticos pero todos sabemos que la pretensión de los mismos es homenajear a Otegi y enaltecer su figura tras su salida de la cárcel después de haber sido condenado por pertenencia a banda armada como tantos otros miembros de ETA a los que se ha bailado un aurresku o se ha entregado el ramo de flores".
"El hecho de que en esta ocasión el homenaje sea aún mayor lo que nos debe hacer precisamente es estar más vigilantes para evitar que se consume", ha concluido el delegado del Gobierno en Euskadi.