Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Democracia y Libertad no respaldará "ni con una abstención" un gobierno de Sánchez con lo que conoce "a día de hoy"

Homs censura al líder socialista que les "vete", mientras pide a Podemos y Ciudadanos que no "haya vetos"
El diputado de Democracia y Libertad Francesc Homs ha asegurado que su grupo no respaldará, "ni tan siquiera con una abstención", un gobierno liderado por el PSOE con lo que se conoce "a día de hoy", por lo que "votaría no" en su investidura. Asimismo, ha censurado al líder socialista, Pedro Sánchez, que plantee que no "haya vetos" a Podemos y Ciudadanos, pero "vete" al "movimiento pacífico democrático que existe en Cataluña y a sus fuerzas mayoritarias".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el parlamentario catalán ha asegurado que su formación no ha mantenido "ninguna reunión ni mucho menos" en relación a una posible investidura.
Según ha indicado, los diputados de Democracia y Libertad no pueden respaldar "ninguna opción donde estén el PP y Mariano Rajoy". "Y una alternativa que fuese liderada por el PSOE en este momento tampoco podríamos respaldarla ni tan siquiera con una abstención, o sea que votaríamos que no. Ésta es nuestra posición, al menos, con lo que conocemos al día de hoy", ha señalado.
El dirigente catalán ha precisado que no le "toca" a él pronunciarse sobre qué debería cambiar para que su grupo, al menos, se abstuviera. Según ha explicado, ellos tienen fijado "su rumbo desde el punto de vista de la propuesta que está avanzando en Cataluña" y su misión es, "de alguna forma, intentarla explicar en el Congreso, con todas aquellas fuerzas con las que haya predisposición al diálogo".
En cualquier caso, ha señalado que Pedro Sánchez plantea "una cosa contradictoria" porque "dice, cuando se dirige a Ciudadanos y Podemos, que no es bueno que en política haya vetos", pero, "cuando se dirige al movimiento pacífico democrático que existe en Cataluña y a las fuerzas que somos mayoritarias en Cataluña, nos veta".
"No es muy coherente. No sé si esta actitud la va a cambiar. No sé si esto responde o no principalmente a dar un mensaje a Cataluña, o a dar un mensaje a sus propios barones de su partido", ha planteado. En caso de que "persista", ha indicado que "cada cual será consecuentente con sus decisiones".
DIÁLOGO
El diputado catalán ha manifestado, por otra parte, que tiene la sensación de que "la predisposición al diálogo está como penalizada hoy en día en la política española", a pesar de que "dialogar no quiere decir admitir la propuesta de la contraparte, sino simplemente intentar entender las cosas, cuál es la situación del diferente a lo que tú propones". De este modo, ha considerado que, en "la política que hoy se práctica en el Congreso, es ciertamente difícil".
Homs ha asegurado que su formación "siempre hemos tenido buena voluntad", pero se enfrenta a "prejuicios" porque "hay un relato por parte del Gobierno de España, del PP y, en parte, también de Ciudadanos de que aquello que hacemos en Cataluña lo presentan en términos bélicos, de confrontación, de lenguaje violento".
"Lo que se está haciendo en Cataluña se hace de manera absolutamente pacífica, absolutamente democrática, sin romper tan siquiera un solo cristal, y se puede no estar de acuerdo, pero no se puede tratar como sinónimo de algo que fractura, que rompe la convivencia, que es cercano a la violencia. Lamento esta falta de cultura democrática, al menos, de algunos líderes políticos españoles, de aproximarse a esta realidad", ha manifestado.
"TRANQUILOS" EN CATALUÑA
En cualquier caso, ha asegurado que en Cataluña "estamos muy tranquilos" porque hay "un debate vivo, intenso, democrático, con posiciones contradictorias", pero "no tenso, con un tono fuera de lugar".
Asimismo, ha destacado que, cuando el Parlament aprobó la declaración "de inicio del proceso" el pasado 9 de noviembre, "ya se decía que había un compromiso de voluntad de diálogo con el Gobierno de España y con las instituciones europeas", aunque este hecho, "cuando conviene, se tiene en cuenta y, cuando conviene, se ignora".
Preguntado por la posibilidad de que el PNV pueda realizar en Madrid un papel de 'facilitador', ha asegurado que no se lo va a pedir a la formación jeltzale, con la que las relaciones son "muy buenas", ya que el partido dirigido por Andoni Ortuzar "tiene que hacer lo que está haciendo, que es defender los intereses como nadie lo hace en Euskadi". "Su prioridad tiene que ser ésta y no otra", ha concluido.