Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarticulada una red que explotaba sexualmente a más de 60 mujeres en clubes de Málaga y Granada

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a 11 miembros de una organización que obligaba a más de 60 mujeres a prostituirse en tres establecimientos situados en el sur del país. Las víctimas, extranjeras en su mayoría, eran obligadas a mantener relaciones sexuales con los miembros de la red para poder obtener y conservar una plaza en estos locales.
Según ha informado la Policía, la red, formada por ciudadanos españoles y sudamericanos, obligaba a sus víctimas a consumir estupefacientes para que pudieran aguantar largas jornadas ejerciendo la prostitución así como para generar en ellas una dependencia económica que las impedía dejar esta actividad.
Además, los responsables de la trama utilizaban diversas técnicas contables para intercambiar bienes inmuebles y así ocultar sus beneficios. Trasladaban constantemente a las mujeres de un club a otro para variar la oferta a sus clientes y, al mismo tiempo, evitar que las víctimas se fueran a trabajar a otros clubes rivales.
La operación, enmarcada dentro del 'Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual', comenzó hace más de un año, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en diferentes clubes de la Costa del Sol y Granada se estaba obligando a mujeres extranjeras a ejercer la prostitución.