Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido uno de los 10 delincuentes más buscados internacionalmente por la Guardia Civil

Gabriel Alejandro Reyes ha sido detenido en Venezuela, donde fue arrestado por estar involucrado en los altercados
La Guardia Civil ha anunciado este viernes la detención en Venezuela de Gabriel Alejandro Reyes, uno de los 10 delincuentes más buscados en el ámbito internacional, apenas unos días después de difundir la lista y las fotos de estos fugitivos. Además, se ha localizado en Paraguay a María Laura Espínola, la única mujer de esa lista de los más buscados.
Según ha informado el Instituto Armado, Gabriel Alejandro Reyes, venezolano de 25 años de edad, ha sido detenido en su país natal gracias a la colaboración ciudadana y de las autoridades de dicho país con la Guardia Civil. "Gabi", como se le conoce, era el cabecilla de una red criminal que se dedicaba a introducir cocaína en España y otros países de Europa desde diversos países sudamericanos.
Este delincuente se dio a la fuga tras la explotación de la operación GOBE, en la que la Guardia Civil desarticuló dicha organización criminal con la detención de 37 personas y la imputación de otras 124 por presuntos delitos contra la salud pública (tráfico de estupefacientes), falsificación de documentos y de moneda, tenencia ilícita de armas, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y reclamación judicial.
Reyes carecía de antecedentes en España y Venezuela pero "recientemente ha sido detenido por estar involucrado en los altercados" que está sufriendo el país.
Por su parte, María Laura Espinola, de 32 años de edad y de nacionalidad paraguaya, está acusada del presunto homicidio de una mujer en España. Espinola se enteró por las redes sociales de que estaba incluida en esta lista de fugitivos y concedió una entrevista a un medio de comunicación en la que ha manifestado su intención de entregarse a la justicia y aclarar lo sucedido.
Por ello, la Guardia Civil ha iniciado el protocolo, a través de la Fiscalía de Cooperación Internacional, mediante el que se pretende localizar y detener a esta sospechosa para ponerla a disposición judicial.