Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz firma decreto de retirada provisional de competencias a Fomento (IU) por el realojo de Corrala Utopía

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha firmado ya el decreto por el que se retiran provisionalmente a la Consejería de Fomento y Vivienda, al frente de la que se encuentra Elena Cortés (IULV-CA), las competencias relativas a la adjudicación de viviendas del parque público de la Junta de Andalucía, al tiempo que ha confiado en que se "recupere la normalidad legal".
Así lo ha manifestado la propia presidenta a los periodistas en los pasillos del Parlamento andaluz, tras concluir sus intervenciones en la sesión de control al Consejo de Gobierno del Pleno.
Preguntada sobre si finalmente se van a retirar las competencias a Fomento y Vivienda, Susana Díaz ha indicado que "siempre se va a actuar dentro del marco de la ley, de la igualdad y de la justicia social". "Yo he hecho un decreto y si se recupera la normalidad legal de la situación, evidentemente se podrá revisar el decreto", ha señalado la jefa del Ejecutivo.
Previamente, la presidenta de la Junta ha mantenido un debate con el portavoz de IULV-CA, José Antonio Castro, en la sesión de control al Ejecutivo del Pleno, en el que ha trasladado a esa formación, socia de gobierno del PSOE-A, que el Ejecutivo andaluz, que tiene la oportunidad de demostrar que las cosas se pueden hacer de otra manera, debe actuar "dentro de la ley", con la igualdad como bandera.
Díaz ha trasladado ese mensaje a sus socios después de que el comité de enlace PSOE-A e IULV-CA haya tenido que reunirse este jueves para analizar la situación que se ha creado en el Gobierno andaluz tras el anuncio sobre el decreto de retirada provisional las competencias a la Consejería de Fomento y Vivienda, por la situación creada con el realojo de familias de la Corrala Utopía, en Sevilla.
Durante su intervención, Díaz ha señalado que PSOE-A e IULV-CA tienen un acuerdo de gobierno, del que ella se siente "parte y vinculada", que marca el rumbo de lo que tiene que ser la garantía de los ciudadanos de que otra política es posible y que desde las instituciones se puede blindar el estado del bienestar, se pueden generar empleo y oportunidades y se puede dar la esperanza de un futuro mejor para miles de andaluces.
Susana Díaz ha recalcado que su Gobierno tiene la oportunidad de demostrar que en Andalucía otra política es posible, "que tiene que tener como bandera la igualdad de todos los ciudadanos". Eso hay que demostrarlo, según ha apuntado, en un momento difícil en el que se imponen medidas crueles, que se basan en la austeridad sin ningún tipo de sensibilidad hacia mucha gente que lo pasa mal.
Ha señalado que el Gobierno andaluz también tiene el reto de ser capaz de "estar a la altura de la esperanza" que muchos ciudadanos depositaron el 25 de marzo de 2012 en una mayoría de izquierda en esta Cámara. "Yo soy consciente de esa responsabilidad y del reto que tenemos por delante", ha expresado Díaz, quien ha insistido en que es consciente de que "tenemos la oportunidad de demostrar que las cosas se pueden hacer de otra manera, dentro de la ley".
Tras indicar que en Andalucía se han hecho muchas cosas, ha agregado que el Gobierno que preside, que aspira a gobernar para y con la gente, "sabe que el diálogo, el consenso la participación y el cumplimiento de las normas es la hoja de ruta que la izquierda tiene que enarbolar para garantizar la igualdad de todos los ciudadanos".
Ha relatado que su Ejecutivo ha aprobado muchas normas dirigidas a la reactivación económica, a la creación empleo, a un nuevo modelo de desarrollo, o en los ámbitos de la protección social, de la eficiencia de la administración o de la calidad democrática.
La presidenta ha confiado en que los próximos meses van a ser clave para su Gobierno, en esa recuperación económica, en creación empleo o en demostrar que hay un nuevo modelo productivo y que se puede seguir avanzando en defender una democracia más transparente y más participativa.
En materia de derechos sociales, ha señalado que al Parlamento llegarán proyectos de ley de protección de los ciudadanos, de mejora de los servicios que reciben y para garantizar, por encima de todo, el estado del bienestar y la igualdad.
"No es poco lo que nos queda por hacer, tenemos una oportunidad de demostrar que hay un Gobierno de izquierda que levanta la bandera de la igualdad y que lo hace en el marco de la legalidad vigente", ha sentenciado Susana Díaz.
EJECUTAR EL ACUERDO DE GOBIERNO
Por su parte, José Antonio Castro ha indicado que PSOE-A e IULV-CA tienen el compromiso con los andaluces de acelerar las medidas recogidas en el acuerdo de gobierno, apuntando que "no es verdad" que haya "diferencias oportunistas" entre ambos partidos "por la cercanía de elecciones". Para Castro, hay muchos a los que les cuesta entender que dos fuerzas políticas con programas distintos, historia o tradición, se ponga de acuerdo en un programa común en favor de los andaluces.
Ha agregado que ambos partidos están trabajando para que el llamado "vendaval legislativo tenga fuerza cuatro como mínimo".
Para Castro, "son muchos los logros" que en este tiempo se han materializado en Andalucía y lo que más le cuesta entender a la derecha es que hemos "formado diques de contención, casi barricadas" en defensa de nuestra autonomía y de los servicios públicos, frente a una "ofensiva muy dura" del Gobierno de Mariano Rajoy contra esta tierra.
Ha criticado que el PP-A reclame constantemente al Gobierno andaluz una "agenda reformista", cuando ese partido, en dos años, no ha dado ni un solo argumento de cuál es el contenido de esa "agenda reformista que propone". A su juicio, habría que preguntarle al PP-A si aparte de su capacidad para evaluar al Gobierno, tiene capacidad de "evaluarse" a sí mismo y analizar cómo ha actuado como oposición, "desprestigiando continuamente a Andalucía".
Asimismo, ha lamentado también que el nuevo presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, que tiene el "honor del ser el Hannibal Lecter de la política social de este país", quiera dejar a IULV-CA "fuera de cualquier pacto" en esta tierra.
En cualquier caso, ha trasladado a la presidenta que mientras el PP-A está con agenda reformista "rollo selfie", "nosotros a lo nuestro, que es ejecutar el acuerdo de gobierno que a usted y a mí y a nuestras fuerzas políticas nos compromete".
Con posterioridad, el asunto del acuerdo de gobierno también salió en el debate entre la presidenta y el portavoz parlamentario del PP-A, Carlos Rojas. Díaz trasladó al diputado popular que sobre la estabilidad de su Gobierno se preocupa ella, "igual que de pilotarlo y de dirigirlo". "Quien preside la Junta es esta presidenta y no se preocupe usted que haré lo que tenga que hacer para que en Andalucía impere la igualdad, la justicia y la legalidad", ha expresado Díaz a Rojas.