Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz tiende la mano a PP-A para alcanzar acuerdos esenciales para el futuro inmediato de Andalucía

Regeneración política y lucha contra la corrupción; financiación autonómica, y un plan de empleo extraordinario
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha ofrecido este miércoles en el Parlamento al PP-A alcanzar una serie de acuerdos esenciales, con "luz y taquígrafos", para el futuro inmediato de Andalucía, porque hay que estar "a la altura de lo que los ciudadanos demandan de nosotros".
Díaz ha llegado al Pleno extraordinario sobre la situación de Andalucía con la voluntad de alcanzar acuerdos con el PP-A sobre asuntos esenciales para el futuro inmediato de la comunidad, que, entre otros objetivos, posibiliten la recuperación económica y la creación de empleo.
Concretamente, la presidenta ha tendido la mano al PP-A para trabajar conjuntamente en seis aspectos fundamentales: regeneración política; que Andalucía reciba los fondos europeos que les correspondan; frente común contra el reparto de la Política Agraria Comunitaria (PAC), ante el "desastroso" resultado; conexión del corredor ferroviario mediterráneo con Algeciras (Cádiz); una respuesta única desde Andalucía ante la reforma del sistema de financiación autonómica, y la necesidad de reclamar al Gobierno central un plan especial de empleo para esta tierra, como ya tienen otras comunidades.
Díaz ha expresado que espera, confía y desea que todos los partidos estén a la altura de lo que los ciudadanos demandan de nosotros y seamos capaces de alcanzar acuerdos.
En materia de ayudas europeas, Díaz ha señalado que los 9.357 millones de euros que Andalucía recibirá en el marco 2014-2020 suponen un 22 por ciento menos de recursos que los obtenidos entre 2007-2013. Para compensar ese desfase, ha propuesto medidas como lograr recursos adicionales procedentes de los programas de cooperación territorial y que el Estado cumpla el principio de adicionalidad de la política de cohesión, de manera que los fondos estructurales se sumen y no sustituyan a la inversión que corresponda a Andalucía.
Respecto a la reforma del modelo de financiación autonómica, la presidenta ha llamado a consensuar un mensaje único "no sólo para defender la posición de nuestra tierra, sino también una idea cabal de España, donde no quepan privilegios ni desigualdades". En este sentido, Díaz ha instado a reivindicar que la prestación de los servicios públicos esenciales "sea en términos de igualdad efectiva para todos los españoles vivan donde vivan".
Para garantizar la cobertura plena de servicios, la Junta va a proponer que se avance en el coste promedio o estándar como opción preferible ya que favorecería a las comunidades más eficientes, como Andalucía, en la prestación de servicios y por tanto contribuiría a la sostenibilidad global a largo plazo.
Durante su intervención, la presidenta de la Junta ha anunciado que el Gobierno andaluz "cuenta con una hoja de ruta cuya meta es reorientar nuestro modelo productivo para hacerlo más competitivo". "Nuestro objetivo no es otro que articular un proyecto que signifique una salida más veloz y a la vez más justa y solidaria de la crisis", ha reflexionado, detallando que se han dado "pasos firmes y coherentes" para abordar dos de los asuntos más sensibles para el funcionamiento del tejido empresarial: el problema de la financiación y el de las trabas burocráticas.
Así, ha apuntado que Andalucía tiene "muy avanzada" la creación del Instituto de Crédito Público de Andalucía, que se aprobará a lo largo de 2014; se ha aprobado el Decreto Ley de apoyo a las pymes industriales con 150 millones para los tres próximos años; y en este primer trimestre se presentará el proyecto de Ley de Mejora de la Regulación Económica para eliminar trámites administrativos innecesarios.
Díaz ha anunciado el impulso de un plan de empleo vinculado a la demolición del hotel Algarrobico (Almería) y a la recuperación medioambiental de este espacio.
MESA CON EL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN
Ha abogado además por impulsar el sector de la construcción "bajo nuevos criterios de sostenibilidad y competitividad real". Para ello se constituirá, antes de marzo, una mesa de trabajo para elaborar una propuesta que proporcione nuevas oportunidades al sector. En su opinión, "hay que acabar con la especulación, no con el sector de la construcción", que es fundamental en el nuevo modelo productivo.
Dentro del impulso a las industrias culturales, Susana Díaz ha anunciado un anteproyecto de Ley de Cine de Andalucía con la que dar seguridad jurídica y fortaleza a los creadores y empresas audiovisuales andaluces, potenciando la marca Cine Andaluz. Antes del verano, según ha anunciado, se remitirá al Parlamento la Ley de Mecenazgo, con la que se contribuirá a que "Andalucía sea un espacio atractivo para la inversión".
Asimismo, en aras de mejorar la formación del capital humano andaluz, la presidenta de la Junta ha anunciado la elaboración de una nueva Ley de Formación Profesional "para promover la excelencia y el espíritu emprendedor", desarrollada además en unión con las empresas de la comunidad.
Con respecto a las perspectivas laborales para el año, Díaz ha señalado que "aunque no hay que descartar algún retroceso puntual", está convencida de que "2014 podrá ser razonablemente positivo en términos de empleo". Ha vuelto a reclamar al Gobierno un plan de empleo extraordinario, para lo cual ha pedido complicidad del PP-A. "No se trata ni de suplicar ni de exigir, sino de defender a la gente que no tiene trabajo en nuestra tierra", ha dicho.
Díaz, que ha descartado un incremento de la presión fiscal, ha considerado clave para la recuperación económica contar con un clima de diálogo social normalizado y estable, "construido sobre nuevas bases" y con la incorporación de nuevos actores porque, ha justificado, la economía ha cambiado vertiginosamente en los últimos años.
Durante su intervención, la presidenta también ha deseado que el Gobierno de la Nación tenga la misma confianza en Andalucía que están demostrando importantes representantes del sector empresarial de país con los que ha firmado convenios en los últimos días.
Para la presidenta, otro frente crucial para el despegue económico e industrial a corto y medio plazo de Andalucía viene de la mano del Corredor Ferroviario Mediterráneo, cuya conexión con el puerto de Algeciras se considera fundamental para que los productos andaluces sean competitivos también desde un punto de vista logístico.
DIÁLOGO SOCIAL
Susana Díaz ha avanzado, asimismo, el inicio de un nuevo diálogo social que garantice a empresas y trabajadores un marco normalizado y estable. Así, ha indicado que en el primer trimestre de este año, la Consejería de Economía, Innovación y Empleo, en diálogo con los grupos políticos y agentes sociales, diseñará el nuevo modelo de diálogo más acorde con las nuevas necesidades de la economía andaluza. Un diálogo, según ha destacado, en el que se incorporen nuevos actores, "para ofrecer las condiciones idóneas para que se cree empleo estable y de calidad.
En su intervención, la presidenta ha reiterado una vez más su compromiso con la defensa del Estado del bienestar, así como la oposición del Gobierno andaluz hacia la Lomce y la Ley del Aborto promovidas por el Gobierno de España y que suponen "una involución", de manera que la Junta no dudará en recurrirlas ante el Tribunal Constitucional si se aprueban en sus actuales términos.
Ha querido dejar claro que Andalucía no va a dar ni un paso atrás en la defensa del estado del bienestar, a diferencia de lo que está ocurriendo en otras comunidades. Sobre los servicios de urgencia en la sanidad pública, ha anunciado que, para atender los incrementos de demanda asistencial, se reforzarán los dispositivos de apoyo contratando los profesionales de refuerzo necesario para evitar el colapso en dichos servicios.