Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dignidad y Justicia recurrirá el auto que archiva su denuncia contra Arraiz y pedirá "más pruebas" que no se realizaron

Dignidad y Justicia recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) el auto que ha archivado su denuncia contra el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, y pedirá "más pruebas" que no se realizaron en una investigación que considera "incompleta e insuficiente".
A su juicio, la resolución judicial "ha tenido en cuenta la interpretación, no objetiva, que da un imputado de sus palabras". También cree que el juez debería haber aplicado el Código Penal y no haberse limitado a hacer "una recriminación oral" al dirigente de la izquierda abertzale.
El magistrado de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) Borja Iriarte ha decidido sobreseer y archivar las diligencias abiertas contra el presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, por un supuesto delito de enaltecimiento o justificación del terrorismo y humillación a las víctimas previsto en el artículo 578 del Código Penal.
En su auto, el magistrado concluye que no cabe considerar que las declaraciones realizadas, "por ambiguas o poco afortunadas que fuesen", constituyan "un delito de enaltecimiento o justificación del terrorismo".
Hasier Arraiz prestó declaración como imputado, tras la querella presentada por Dignidad y Justicia a causa de sus declaraciones en la charla del 18 de noviembre de 2013 celebrada en Bilbao en homenaje a Santiago Brouard y Josu Muguruza, en las que defendió la estrategia de la izquierda abertzale mantenida durante los últimos 35 años, que dijo considerar "hoy más que nunca acertada".
En declaraciones a Europa Press, el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha criticado la "corta" instrucción que "se ha limitado a hacer una petición de una declaración del imputado en sede judicial" y que "duró 15 minutos" porque respondió sólo a las preguntas del juez, "que fueron pocas", y a las del fiscal, que "fueron poco, pero extrañas". "Preguntar a un imputado si pretendía enaltecer el terrorismo con sus palabras tiene una respuesta clara", ha recordado.
También ha denunciado que no se admitiera la realización de una pericial respecto a "la composición de las organizaciones de la izquierda abertzale en los últimos 30 años, referencia que él hacía en sus declaraciones" y ha afirmado que, por ello, "la instrucción es incompleta".
Por ello, el colectivo recurrirá el auto de sobreseimiento por entender "que no se ha esclarecido suficientemente la comisión del delito de enaltecimiento".
"INTERPRETACIÓN"
Portero ha considerado que no se puede tener en cuenta la interpretación de Arraiz para archivar la causa, porque "dijo lo que dijo y en ningún momento ha pedido perdón". "El juez ha tenido en cuenta la interpretación que da un imputado de sus palabras, que lógicamente no es objetiva", ha dicho.
El recurso de Dignidad y Justicia insistirá en que "hace falta muchas más pruebas" porque la investigación ha sido "incompleta e insuficiente".
Por otra parte y respecto al calificativo de "ambiguas o poco afortunadas" que el auto da a las declaraciones de Arraiz, Portero ha considerado que el juez "debe aplicar el Código Penal" y no limitarse a realizar "una recriminación oral" de las palabras. "Es cierto que son poco afortunadas, pero precisamente por eso, se debe indagar más si ha cometido o no delito", ha dicho.
Además, considera que la decisión judicial "da pie a otros dirigentes" de Sortu, Batasuna o Bildu para que "hagan lo mismo" que Hasier Arraiz.