Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimisión del presidente depuesto y nominación del gobierno de unidad en Mauritania

El ex presidente de Mauritania, Sidi Mohamed Uld Cheij Abdalahi (c), saluda a sus seguidores a su llegada a Nuakchot, Mauritania. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente depuesto por el golpe de Estado del pasado agosto, Sidi Mohamed Uld Cheij Abdalahi, ha presentado su dimisión y ha firmado el decreto para la nominación de un Gobierno de unidad nacional que se encargará de organizar las elecciones del próximo 18 de julio.
La ceremonia tuvo lugar este viernes hasta altas horas de la noche en el Palacio de Congresos de Nuakchot, en presencia del Consejo Constitucional y del presidente senegalés, Abdulaye Wade, que encabeza la mediación internacional emprendida para sacar al país de la crisis surgida tras la asonada.
"Presento voluntariamente la dimisión de mi cargo como presidente de la República", declaró Abdalahi también delante de representantes del grupo de contacto internacional, integrado por miembros de la Unión Africana (UA), la Liga Árabe, la Unión Europea, Naciones Unidas y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF).
"Soy el primer presidente mauritano que acepta dimitir voluntariamente a cambio de garantías por el interés del país. Ésa es la única manera con la que en la actualidad puedo expresaros mi gratitud", añadió el ex jefe de Estado.
Poco antes recibió y aceptó la dimisión del Gobierno depuesto por el levantamiento, presentada por el ex primer ministro Yahya Uld Ahmed El Waghev, y firmó el decreto por el que se nombró a un Ejecutivo de unidad nacional.
Asimismo, se fijó que el autodenominado Alto Consejo de Estado se convierta en un consejo nacional de defensa, que estará bajo la autoridad de ese gobierno de transición.
Ese nuevo Gobierno, según pudo comprobar Efe, estará dirigido por Mohamed Laghdaf, que tras la asonada había sido nombrado primer ministro por los militares golpistas.
No obstante, varias carteras clave, como las de Interior, Defensa, Finanzas y Comunicación, se han otorgado a la oposición, compuesta por el Frente Nacional de Defensa de la Democracia (FNDD) y la Agrupación de Fuerzas Democráticas (RFD).
La creación de ese nuevo Gobierno y la dimisión de Abdalahi estaban previstas en el acuerdo de Dakar, firmado en Nuakchot el pasado 4 de junio, pero que no se había aplicado todavía por un desacuerdo entre las partes.