Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el ministro de Justicia

Bermejo ha afirmado, en rueda de prensa, que lo mejor es que siga otro, mientras que él continuará con su ilusión en una nueva etapa como diputado en el Congreso de los Diputados. Bermejo, que no se ha sometido a las preguntas de los periodistas, ha explicado que esta mañana se había reunido con el presidente Zapatero para comunicar su decisión. Asimismo, ha confesado que había atravesado una etapa ilusionante al alcance de muy pocos. "Aquí me he vaciado", aseguraba en referencia a su trabajo en el ministerio. Añadió que nadie es indespensable.
"Podrán observar que en estos días se ha estado utilizando, utilizándome, en contra de ese proyecto por el que uno trabaja y uno no ha venido aquí a estar pegado al banco", ha añadido. "Cuando uno se da cuenta de que está siendo utilizado contra ese proyecto lo que debe hacer es evitarlo. Es lo mejor que puede hacer para que ese proyecto continúe". 
"Desde mi posición no puedo tolerar esa utilización que se está haciendo de los acontecimientos que todos ustedes conocen para dirigirlo contra quienes trabajamos por esos ideales del Gobierno socialista. Sé que lo mejor que puedo hacer por ese proyecto es dejarle sitio a otro, que seguramente con ilusión parecida continuará esa obra", dijo.
Bermejo no quisor despedirse sin agradecer al presidente del Gobierno "la oportunidad" ofrecida para "dirigir un magnífico equipo" y "proyectarlo hacia la búsqueda de unos objetivos ilusionantes, de reforma de la Administración de Justicia". "Ha sido una etapa apasionante, he podido hacer algo que está al alcance de muy pocos y yo debo agradecérselo, así se lo he dicho al presidente y permítanme que públicamente agradezca a mi equipo el gran trabajo que han realizado, el gran apoyo que han dado a este proyecto", indicó.
 
 
 
Dimisión con carácter irrevocable
Mariano Fernández Bermejo ya había puesto en los últimos días varias veces su cargo a disposición del presidente del Gobierno, como consecuencia del escándalo generado por participar en una cacería sin licencia con el juez Baltasar Garzón. Esta mañana, Bermejo acudió al Palacio de la Moncloa y volvió a pedir a Zapatero que deseaba ser relevado en su cargo, argumentando que no deseaba interferir en la buena imagen del proyecto del Gobierno.
Aunque Zapatero le ha pedido que continuase, finalmente ha accedido a que Bermejo dejara la cartera de Justicia, agradeciéndole el trabajo que ha hecho al frente del ministerio. A continuación, el jefe del Ejecutivo se dirigió al Palacio de la Zarzuela para comunicarle al Rey Don Juan Carlos la dimisión de Bermejo, que será sustituido por Francisco Caamaño Domínguez, hasta ahora Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, y que jugó un papel relevante la pasada legislatura durante la negociación del nuevo Estatut catalán.
La polémica cacería que le ha costado el puesto
Fernández Bermejo se ha visto envuelto en las últimas semanas en una intensa polémica después de trascender que acudió a una cacería en Jaén en compañía de juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón el fin de semana posterior a las primeras detenciones efectuadas con la denominada 'Operación Gurtel'. En esta causa el juez investiga una presunta trama de corrupción y tráfico de influencias que habría ofrecido "dádivas y sobornos" a funcionarios y autoridades de administraciones del PP de las comunidades autónomas de Madrid y Valencia.
La cacería generó la semana pasada un rifirrafe entre Gobierno y oposición en la sesión de control. A preguntas del presidente del PP, Mariano Rajoy, que calificó la cacería de "acto bochornoso", el jefe del Ejecutivo apeló a la "plena independencia de los jueces" y al respeto por su trabajo, al tiempo que rechazaba la exigencia del líder popular de cesar al ministro de Justicia, algo que el propio Bermejo también rechazó.