Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diputación talará los pinares en la zona de desprendimientos en Ondarroa para descargar de peso innecesario la ladera

Se estima que hay cerca de 300 toneladas de madera en pinares y terrenos afectados por los movimientos de la ladera
Basalan, sociedad pública dependiente del departamento foral de Sostenibilidad y Medio Natural de Bizkaia, procederá a la tala de los pinares existentes en el talud de la ladera del monte afectada por desprendimientos en el barrio de Kamiñalde, en Ondarroa, para "descargar de peso innecesario al terreno".
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno foral de este martes, Unzueta ha destacado que, desde la semana pasada, la Diputación "se ha implicado y comprometido para tratar de dar solución a este problema" que "es muy importante y va para largo".
Según ha explicado, con los vuelos de drones de Basalan realizados durante la mañana del domingo "se ha podido establecer la evolución del terreno en la ladera y se ha realizado un levantamiento topográfico inicial de la zona para el posible acopio de materiales de desmonte". Asimismo, se ha realizado un modelo digital de la zona y de los accesos al talud.
Unzueta ha indicado que las labores de obtención de información con el dron van a continuar a lo largo de esta mañana, "con un dron diferente más adecuado para realizar un levantamiento topográfico en el área propuesta por los técnicos como zona de acopio de las tierras que hay que levantar".
De forma paralela a esos trabajo, ha precisado, se ha ofrecido asistencia técnica de calculistas en estructuras de ingeniería que han dado soporte técnico del Ayuntamiento, para valorar si los impactos de esa posible tierra podrían hacer ceder la estructura de las viviendas. También se ha puesto a disposición del Ayuntamiento un geólogo de Interbiak.
El personal técnico de la Diputación Foral de Bizkaia ha estudiado el área de terreno afectado por el desplazamiento, "que ocupa en concreto 8.871 m2 con un perímetro de más de 435 metros lineales". También se han estudiado las zonas de pinar adulto que "están ejerciendo presión sobre el pinar afectado por el desplazamiento", y fruto de estos cálculos se estima que hay "cerca de 300 toneladas de madera en pinares y terrenos afectados por los movimientos de la ladera".
Por eso, desde este lunes se ha comenzado a trabajar adecuando accesos a la zona afectada y "descargando de peso innecesario al terreno a través de la tala de los pinares afectados". Además, se han gestionado por la guardería forestal de la Diputación los permisos para la saca de madera afectada, se ha contactado con personas propietarias de dichas parcelas y se ha iniciado la tala de los árboles de manera controlada, al tiempo que se está organizando un estudio topográfico de zona designada como posible punto de acopio de esos materiales a retirar.
En breve, tal y como se ha recomendado a los técnicos municipales, se va a proceder a la extracción paulatina de los materiales resquebrajados, ha explicado Unzueta, quien ha destacado que estos trabajos se han desarrollado "en perfecta coordinación con los servicios de emergencias forales".
"NO PINTA BIEN"
En ese sentido, la diputada de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea, ha recordado que el martes de la semana pasada se produjo el primer desalojo de las familias y, "en aquel entonces, la previsión no era la que se maneja hoy". "Aquello no pinta bien", ha reconocido.
Bengoetxea ha destacado que la subdirección del servicio de Emergencias de la Diputación ha estado dando soporte al Ayuntamiento de Ondarroa en la gestión de las distintas mesas de crisis, así como en el operativo para que los vecinos desalojados pudieran entrar a sus casas a recoger sus pertenencias. Así, se puso a su disposición dos equipos completos de bomberos de tres parques distintos, con el material técnico necesario.
Desde el área de Acción Social se ha ofrecido al Ayuntamiento la posibilidad de dar manutención en el centro de día que la Diputación tiene en Ondarroa, así como acogimiento residencial en las residencias de la zona (24 plazas) por si fuera necesario que alguna persona, fundamentalmente mayores, tuvieran que desplazarse.
También se ha puesto a disposición del Consistorio la Casa del Mar, que cuenta con 29 camas, y un local polivalente en el que ofrecer en caso necesidad, a través de un convenio con el Colegio de Psicólogos, apoyo psicológico para situaciones de emergencia.
La Cruz Roja está evaluando la situación de las familias para requerir si se desplazan esos servicios y, si es así, en que cantidad y para cuanto tiempo.
Por otro lado, la Diputación está prestando asesoramiento administrativo al Ayuntamiento para preparar el expediente de emergencia, ya que los técnicos pueden verse sobrepasados por las demandas vecinales, y también ayudarán al Consistorio a preparar el expediente de ayudas para imprevistos.
Este martes, en el lugar hay un equipo del servicio de extinción de incendios y de emergencias siguiendo la evolución de los desprendimiento, porque "esto no ha parado", ha advertido Bengoetxea.
"El equipo está 'in situ' y trabajando con el equipo de maneja el dron en posibles escenarios y, de modo preventivo, barajando cuáles serían las posibles medidas a tomar si se confirma el peor de los escenarios, es decir, qué actuaciones deberían de llevar a cabo los servicios de emergencias si el peor de los escenarios, que es que se caiga toda la ladera de golpe y tenga afección a las viviendas e, incluso, llegue hasta la zona del río, qué actuaciones habría que toma", ha explicado.
Por otro lado, Elena Unzueta ha expresado "la más sentida condolencia" de la Diputación foral de Bizkaia a los familiares de las dos personas fallecidas en el accidente ocurrido este lunes en la fábrica de hielo de Ondarroa.