Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Director del Memorial de Víctimas defiende "la necesidad del recuerdo" frente a la "tentación de pasar página"

Domínguez remarca que ninguna sociedad puede "dejar atrás de la noche a la mañana un pasado como el que hemos vivido de violencia"
El director del Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez, ha defendido "la necesidad del recuerdo" frente a la "tentación de pasar página" y ha advertido de que "ninguna sociedad puede dejar atrás de la noche a la mañana un pasado como el que hemos vivido de violencia".
Domínguez ha intervenido este sábado en Durango en el marco del foro 'Libertad y convivencia en la Euskadi actual: memoria en clave de futuro', que, dentro del ciclo 'Diálogos para avanzar en Euskadi", ha organizado el PP vasco. En la cita ha intervenido también el director de cine Iñaki Arteta.
Tras afirmar que durante muchos años las víctimas han sido "las grandes olvidadas, las que no tenían más protagonismo que el que iba desde su asesinato hasta su entierro", Florencio Domínguez ha remarcado que fue a raíz de la aparición de organizaciones como 'Gesto por la Paz', a mediados de los años 80, cuando comenzó a aparecer "una reacción social de forma regular frente a los asesinatos de ETA".
"Los grandes protagonistas de la vida pública han sido durante mucho tiempo los terroristas mientras se pasaba por alto a la víctima. El protagonismo público de éstas cambio a medidos de los años 90, fundamentalmente por su propio trabajo y empeño a través de la creación de asociaciones para reclamar justicia verdad y memoria", ha incidido.
En este contexto, ha advertido de que el "reconocimiento" de las víctimas de ETA "desnaturaliza las excusas de los terroristas, los desnuda y los pone cara a cara con la realidad de los hechos". "Los etarras son conscientes y por eso les molesta tanto el protagonismo de las víctimas", ha valorado.
Asimismo, ha incidido en que desde que ETA anuncio el final de su actividad terrorista se ha abierto una "pugna por tratar de condicionar el relato de los años pasados y establecer cuál va a ser la versión dominante que quede en la sociedad sobre la trayectoria de ETA".
"En sectores afines a ETA existe un trabajo intenso para tratar de justificar de forma retrospectiva la trayectoria del terror. Hay un esfuerzo por difundir en la sociedad vasca una historia justificativa de ETA y diluir en las responsabilidades en las que han incurrido los terroristas", ha alertado.
SIN AUTOCRÍTICA
A su juicio, "el mundo de ETA y Batasuna" no están dispuestos a hacer una "autocrítica clara de su trayectoria porque entienden sería hacer un reconocimiento publico de su derrota". "A lo más que llegan es a reconocer el daño causado, como si eso no lo hubieran reconocido cada vez que sacaban un comunicado asumiendo el asesinato cometido", ha añadido.
Por ello, ha criticado que no estén dispuestos a reconocer que la trayectoria de ETA es "ilegitima de principio a fin" y "la legitimidad del estado de derecho", cuestiones que son "dos deudas pendientes con la sociedad".
Tras afirmar que "ninguna sociedad puede dejar atrás de la noche a la mañana un pasado como el que hemos vivido de violencia", ha incidido en que "las heridas sociales se reabren cuando no han sanado correctamente sin hacer la debida justicia a las víctimas".
Por ello, ha reconocido que el Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo tendrá como misión "preservar y difundir los valores democráticos y éticos que encarnan las víctimas del terrorismo, construir la memoria colectiva de las víctimas y concienciar al conjunto de la población para la defensa de la libertad y los derechos humanos".
"El Centro Memorial tiene que jugar un papel importante en la elaboración del relato colectivo de lo sucedido y en la deslegitamización del terrorismo para que no queden justificaciones públicas que disculpen la violencia cometida y exoneren a los que han recurrido a las armas", ha insistido, para añadir que "deslegitimar la violencia pasada es un paso necesario para prevenir la violencia futura".
Por último, ha afirmado que "frente a la tentación de pasar página y olvidar, de hacer como si durante décadas no hubiera pasado nada", se debe defender "la necesidad del recuerdo".