Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dirigentes de IU preparan un manifiesto en defensa de su trayectoria y contra la deriva actual de la organización

Dirigentes y militantes de base de Izquierda Unida trabajan en un documento a través del cual quieren reivindicar la trayectoria de la organización y su vigencia política frente a su deriva actual, que creen que tiene "obsesión" por Podemos y cuya dirección sufre de "parálisis política", según un borrador al que ha tenido acceso Europa Press.
Bajo el nombre de 'Declaración de Zamora', más de medio centenar de miembros de IU se reunirán el próximo sábado en esta ciudad, la única capital de provincia gobernada por la coalición, para lanzar públicamente "un grito de razonada indignación".
El texto en el que trabajan reivindica la vigencia de la línea política y programática que sigue IU desde su fundación y piden "salvaguardar y garantizar la pluralidad en su seno"; además de definir "de forma concreta" el carácter federal de la organización garantizando la unidad de mensaje en toda España.
DEFENSA DE LAS SIGLAS
A su juicio, las características políticas de IU no son compartidas por ninguna otra fuerza política y existe un "amplio espacio" que debe ocupar la coalición de izquierdas "sin derivas estratégicas equívocas". Además, sostienen que sus siglas son "un patrimonio político de primera importancia" y creen que los malos resultados obtenidos en las últimas elecciones generales hubieran sido "peores" sin ellas. "Por tanto, no se justifica ningún cambio sin el acuerdo de las bases", defiende el texto.
La 'Declaración de Zamora' critica la reacción de algunos dirigentes de la organización tras las elecciones europeas de 2014, cuando pese a triplicar el número de votos y escaños plantearon el resultado "como una derrota" y actuaron "deslumbrados" por Podemos.
Según denuncia, esto provocó una deriva que llevó a "un proceso de deconstrucción" de la marca de IU, una "obsesión por Podemos" sobre la que se actuó con medidas de "marketing personal", una "parálisis política" de los órganos de dirección y "el silencio político frente a conductas que se traducen en fugas y complicidades con otras organizaciones políticas".
CONVERGENCIA DESDE LA INDEPENDENCIA
Los firmantes del manifiesto reivindican la necesidad de una Izquierda Unida "fuerte y adecuada a las necesidades políticas del momento". Y aunque aceptan la convergencia con otras organizaciones, defienden que debe realizarse siempre desde el acuerdo electoral manteniendo la independencia orgánica de cada partido.
"Nos reclamamos de la experiencia unitaria que forma parte del ADN y de la tradición histórica de nuestra cultura política, en la que siempre mantuvimos nuestra identidad y organización y nuestra visibilidad --reivindican--. Sabemos que es imposible la lucha por la hegemonía sin visibilidad política e identidad orgánica".