Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dirigir ETA: una corta carrera

Imagen del posible sustituto de Jurdan Martitegi, Iurgi Mendinueta Mintegi. Foto: Informativos Telecinco.telecinco.es
Iurgi era hasta ahora el responsable de la infraestructura de alojamiento y acogida de la banda. Nació hace 26 años en San Sebastián y estaba en busca y captura desde enero de 2007 por dar cobertura a Iker Aguirre Bernadal, detenido cuando intentaba recopilar información para atentar contra la Copa de América. Mendinueta Mintegi está inculpado por ayudarle a cambiar de escondite.
Iurgi, hombre de confianza de Txeroki, habría ascendido hasta la cúpula del aparato militar ante la sucesión de caídas entre sus responsables.
Un asesinato, aval para dirigir la banda
Jurdan Maritegi fue compañero de talde de Arkaitz Goikoetxea Besabe al frente del Comando Bizkaia. Durante el tiempo que estuvieron juntos atentaron contra la casa cuartel de Durango, la casa cuartel de Calahorra y la casa cuartel de Legutiano con el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón.
Jurdan fue el elegido para sustituir a Aitzol Iriondo, lugarteniente de Txeroki y también con delitos de sangre. Iriondo es sospechoso de ser el autor material de los disparos que causaron la muerte de dos guardias civiles en Capbreton en diciembre de 2007 y de estar implicado en el asesinato del concejal socialista de Lasarte Froilán Elespe.
"La debilidad" de ETA
Los sucesivos golpes policiales han provocado un estado de nerviosismo en la organización sin precedentes hasta la fecha. Sin jefes militares con una cierta estabilidad en el cargo y con detenciones que en algunos casos llegan incluso a ser preventivas dejan a la banda en una situación precaria. Sin embargo siempre hay militantes dispuestos a coger el relevo.
En cuanto a comandos operativos, con toda probabilidad los huidos de la operacion de la Ertzaintza a principios de marzo en Hernani tienen todos los boletos para ser sobre los que recae la tarea de hacer algo, y pronto. En aquella operación huyeron Iurgi Garitagoita Salegi (liberado a sueldo de la organización) y los legales Beñat Aginagalde Ugartemendia y Ugaitz Erraskin Telleria.
A este comando se le atribuyen los asesinatos de Isaias Carrasco e Inaxio Uria entre otras acciones. Capaces por tanto de un atentadoen cualquier momento, tanto con un tiro en la nuca como una acción con coche bomba...
Fuentes policiales aseguran que Iurgi Garitagoita, liberado a sueldo de la banda, tiene la suficiente sangre fría como para haber cometidos los atentados y no haber huido a Francia, sino permanecer escondido en el País Vasco a la espera de recibir instrucciones de la dirección de ETA para cometer un nuevo atentado.