Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domènech avisa al PSOE que EnComúPodem ya no aspira a un pacto a la valenciana, sino a la barcelonesa

Afirma que la "debilidad" de Sánchez impidió el acuerdo con el PSOE tras el 20D
El candidato de EnComúPodem a las elecciones generales, Xavier Domènech, ha advertido al PSOE de que ya no aspiran a un pacto a la valenciana, sino a la barcelonesa: que Podemos y sus aliados tengan más peso que los socialistas, como pasa en el Ayuntamiento de Barcelona con BComú y PSC.
En una entrevista de Europa Press, ha acusado al PSOE de rechazar un pacto de gobierno a la valenciana tras el 20D, y les ha advertido de que ahora, si quedan por delante de los socialistas, modificarán su propuesta: "Bascularemos del pacto a la valenciana al pacto a la barcelonesa".
El candidato hace referencia al acuerdo alcanzado en el Ayuntamiento de Barcelona, donde el gobierno de Ada Colau (con 11 concejales de BComú) ha dado entrada al PSC, con cuatro ediles.
Domènech ha dicho que el PSOE no se avino a emular la coalición gubernamental valenciana por no aceptar la derogación de la reforma laboral ni las demandas de la PAH ni acabar con el artículo 135 de la Constitución: "No estuvo de acuerdo con eliminar que el pago de la deuda estuviera por encima de los derechos de los ciudadanos".
"No aceptar cosas como estas es surrealista. Más que socialdemócratas parecen neoliberales", según él, y ha concluido que el PSOE no estaba de acuerdo en compartir el Gobierno central.
Para Domènech "es evidente que el PSOE está en un momento crítico, ha perdido millones de votos y esto lo ha llevado a crisis de liderazgos y a alianzas extremadamente plurales", lo que ha ejemplificado con los pactos socialistas en Lleida --con C's--, Tarragona --con PP--, Girona --con CDC-- y Barcelona --con BComú--.
Por eso, preguntado por si teme una gran coalición en que el PSOE apoye al PP, sacrificando si es necesario al propio Sánchez, ha respondido: "La forma más segura de que el PSOE vaya a un gobierno de izquierdas es que las nuevas fuerzas del cambio consigan una victoria".
"El PSOE es una organización política con fuertes tensiones internas y parte del fracaso de la posibilidad del Gobierno de cambio en esta legislatura extraordinariamente corta tiene que ver con la propia debilidad de su secretario general", ha añadido.
SIN VOLUNTAD DE 'SORPASSO'
Con todo, rechaza pelear por el 'sorpasso' al PSOE porque considera que es un concepto que tiene que ver "con el temor e incluso el terror de los que llevan muchos años viviendo de la política", y no con su propia aspiración, que es ganar las elecciones.
"Los temores de otros no son nuestras esperanzas", ha sentenciado Domènech, que avisa a los socialistas de que sus votantes no entenderían que permitiesen al popular Mariano Rajoy seguir gobernando.