Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Duran se desmarca del Govern: "guste o no", la UE establece que la independencia situaría a Cataluña fuera de Europa

El secretario general de CiU y portavoz de los nacionalistas catalanes en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha subrayado que, "guste o no", la posición marcada por el comisario Joaquín Almunia y por un portavoz de Bruselas acerca de que una Cataluña independiente estaría fuera de la Unión Europea, es el marco que establecen los tratados.
El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, el socialista Joaquín Almunia, ha dejado claro en Barcelona que, en un supuesto caso de independencia de Cataluña, "la parte segregada no es miembro de la UE". La misma posición la ha mantenido un portavoz de la Comisión Europea en Bruselas.
Sin embargo, el consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, que había acudido como oyente a la conferencia de Almunia, sostiene que las palabras del comisario sobre ser o no miembro de la UE son una "lectura jurídica" estricta, pero cree que hay casos donde se está negociando sobre un futuro político, como el escocés.
También el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha dicho que es posible que una Cataluña independiente siga formando parte de la UE.
Por el contrario, desde Panamá, donde participa en un viaje oficial del Congreso, Duran ha admitido que, "guste o no", la posición oficial de la UE es la reflejada por los representantes del colegio de comisarios. "No me sorprende Almunia ni el portavoz oficial Comisión --ha escrito en Twitter--. La posición de la UE es el marco que establecen los tratados, me gusten o no".
Y en otro mensaje de la misma red social recogido por Europa Press, el líder democristiano se teme incluso que los representantes de Bruselas sean ahora criticados por exponer esa posición oficial de la UE: "Sé que una vez más matarán el mensajero", se lamenta.