Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EA llama a la unidad nacionalista en Euskadi para "abrir una segunda brecha soberanista en el Estado"

El partido de Urizar, dispuesto a asumir "la vía hacia la soberanía" del PNV, si éste se compromete con "un plan B"
Eusko Alkartasuna ha realizado este sábado un llamamiento a la unidad entre partidos nacionalistas vascos con el fin de "abrir una segunda brecha soberanista en el Estado". El partido liderado por Pello Urizar se muestra dispuesto a asumir "la vía hacia la soberanía" del PNV, que plantea la bilateralidad, si éste se compromete con "un plan B", que supondría emprender el camino unilateral si no funciona el acuerdo con el Estado.
En un comunicado con motivo de la celebración este domingo del Aberri Eguna, EA cree que "el siguiente paso del movimiento abertzale debe ser abrir la segunda brecha soberanista en el Estado". "Y eso pasa por seguir una agenda seria y realizar un importante esfuerzo para lograr adhesiones que incluye superar la dificultad para conseguir acuerdos entre los partidos políticos abertzales", ha destacado.
A su juicio, se trata de "la vía que está dando sus frutos en Cataluña y que Eusko Alkartasuna ha defendido siempre". Por ello, ha señalado que "el establecimiento de una agenda concreta precisa definir los próximos pasos a dar y la hoja de ruta que nos llevará, con el apoyo de la ciudadanía, a la independencia".
"Si la unidad de acción entre el conjunto del movimiento abertzale precisa que esa hoja de ruta asuma la vía hacia soberanía que defiende el PNV, estamos dispuestos a aceptarlo, siempre que haya un plan B en el que también los jeltzales estén dispuestos a comprometerse", ha añadido.
De hecho, ha asegurado que EA no rechaza "la vía de la bilateralidad, ya que es lógico decir que todo proceso acordado es mejor que el rupturista". Sin embargo, ha dicho que la realidad le hace "reconocer que la bilateralidad es imposible en el centralista Estado español".
"Y no estamos dispuestos a esperar eternamente a que alguien en Madrid se siente en una mesa de negociación, ya que eso es tanto como otorgar derecho de veto al Estado", ha manifestado.
En este sentido, ha indicado que "ya hace 16 años que en el documento 'Hacia un nuevo marco jurídico-político para Euskal Herria', Eusko Alkartasuna defendía que el primer esfuerzo hacia la soberanía incluía una negociación política con el Estado, añadiendo que transcurrido un tiempo prudencial sin resultados positivos y agotadas las vías de negociación política, apostaría claramente por una declaración unilateral de soberanía por ley propia".
Por eso, aunque EA "tiene formulado su camino hacia la independencia y, además, como parte de EH Bildu, defiende la 'Vía Vasca', que es absolutamente compatible y muy similar" a su propuesta, se ha mostrado "dispuesto a acordar para asegurar que se comienza a caminar".
A su juicio, 16 años después, tiene que reconocer "que la negociación con el Estado ha sido ensayada con el resultado de fracaso, fracaso de la democracia y ninguneo de la sociedad vasca". "Así que es normal nuestro escepticismo. Si bien es cierto que, si hay alguna posibilidad de forzar al Estado a sentarse a negociar, es frente a una estrategia soberanista activa, por la vía de hecho", ha indicado.
ACUERDOS CON PNV
Por ello, ha afirmado que en esa "estrategia soberanista ayudaría mucho conseguir acuerdos amplios en clave nacional con el PNV", Eusko Alkartasuna, "basándose en su experiencia y trabajo anterior, está dispuesta a propiciarlo".
"Porque, pese a quienes se sienten cómodos en el Estado y siguen tachando al independentismo como algo trasnochado, lo cierto es que la independencia es una necesidad, no solo para tener un marco político que responde a la identidad nacional de la mayoría, sino porque necesitamos estatalidad para los retos cotidianos", ha precisado.
En esta línea, ha afirmado que estos "retos cotidianos son, desde hacer frente a la crisis del acero que cuestan cientos de empleo en Euskal Herria con representación directa en los ámbitos de decisión, a dar una respuesta justa y solidaria a la crisis de los refugiados sirios, cuya acogida depende en última instancia de los estados".
"Por eso, estamos dispuestos a ensayar la vía a la independencia que nos haga caminar hacia este objetivo, sin obviar que, en lo que va de año, se ha desvanecido en gran medida el sueño de posibilidad de cambio en el Estado español, ni en lo político ni en lo económico ni en lo social, y que eso hace muy difícil la vía bilateral", ha insistido.
Por ello, con motivo del Aberri Eguna de 2016, EA se reafirma en "su voluntad de impulsar y colaborar en el camino que convierta este viejo país en un Estado democrático". "Por eso, nos adherimos a la convocatoria de la red Independentistak, invitamos a todas las personas independentistas a acudir el domingo a Iruñea y decimos 'Independentziari, bai', la independencia es nuestro proyecto político", ha concluido.