Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y Emiratos Árabes formalizan la entrada en vigor del acuerdo nuclear

La subsecretaria de control de armas, Ellen Tauscher, declaró: "Este es un nuevo trato para la región de Oriente Medio y los Estados Unidos celebra y aplaude la decisión de los EAU". EFE/Archivotelecinco.es
Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) formalizaron en Washington la entrada en vigor del acuerdo de cooperación de energía nuclear para usos pacíficos, alcanzado durante el Gobierno del ex presidente George W. Bush.
El acuerdo crea el marco legal para que EEUU pueda establecer una cooperación nuclear civil con los EAU bajo condiciones y controles de no proliferación mutuamente acordadas.
En una ceremonia en el Departamento de Estado, representantes de ambos Gobiernos intercambiaron las notas diplomáticas, con las que se abre la puerta al intercambio de tecnología y a la investigación en materia nuclear.
"Este es un nuevo trato para la región de Oriente Medio y los Estados Unidos celebra y aplaude la decisión de los EAU", dijo la subsecretaria de control de armas, Ellen Tauscher, en la ceremonia.
Tauscher señaló que el acuerdo refleja el compromiso de los EAU con la seguridad y la no proliferación de armas nucleares y subrayó que es un "valioso aliado" en los esfuerzos de EEUU para prevenir la capacidad de países vecinos como Irán de obtener armas nucleares.
Aunque la firma del pacto se produjo cinco días antes del traspaso de poder en Washington, quedó en manos del presidente Barack Obama la decisión de enviarlo al Congreso adonde llegó el pasado mes de mayo para su ratificación.
Los países con los que Estados Unidos tiene este tipo de acuerdos reciben tecnología nuclear de Washington y tienen acceso al mercado internacional de combustible y componentes a cambio de que cumplan el Tratado de No Proliferación Nuclear y las normas del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
Washington considera que los acuerdos de cooperación nuclear obligan a los Estados a comprometerse con el uso pacífico de la energía y de la tecnología nuclear, lo cual promueve los esfuerzos de no proliferación.
Sin embargo, hay legisladores que se oponen a los pactos nucleares de Estados Unidos con ciertos países alegando que crean un precedente para que otros Estados puedan adquirir tecnología nuclear sin someterse a todas las salvaguardas establecidas para la no proliferación.
La administración de Obama ha subrayado que el acuerdo contiene compromisos que garantizan que los Emiratos Árabes Unidos no utilizarán tecnología estadounidense para desarrollar un arma nuclear o para ayudar a otros países de la región a hacerlo.
En concreto, este acuerdo, que tendrá una vigencia de 30 años, permitirá a ambos países transferir materia, equipos (incluso reactores) y componentes para la investigación pacífica y la producción de energía nuclear, y generalmente facilita el traspaso de tecnología relacionada con la industria nuclear.