Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Corte de EEUU avala la extradición a España del coronel salvadoreño Inocente Orlando Montano por el crimen de Ellacuría

Un juez del distrito este de Carolina del Norte, en Estados Unidos, ha avalado la extradición a España del coronel salvadoreño Inocente Orlando Montano por los cargos de asesinato del jesuita español Ignacio Ellacuría, otros cinco sacerdotes y dos personas más que vivían con ellos, que se produjo el 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas.
"La corte concluye que el acusado es sujeto de extradición ... por las ofensas imputadas y por las cuales fue solicitada la extradición, y certifica esta decisión al Secretario de Estado", explica la juez Kimberly Swank en la certificación de extradición con fecha de 4 de febrero publicada por la revista salvadoreña FACTum y recogida por Europa Press.
La magistrada señala que el coronel Inocente Orlando Montano, que era viceministro de Seguridad Pública de El Salvador cuando ocurrieron los hechos, fue uno de los militares que "tomaban decisiones en un grupo de oficiales que, como colectivo, ordenó los asesinatos de los jesuitas".
El coronel salvadoreño deberá someterse a la jurisdicción de los comisarios federales de Estados Unidos hasta que se haga efectiva su extradición a España, reclamada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.
El juez español atribuye a este coronel y otros 19 exmilitares salvadoreños ocho delitos de terrorismo y otro de lesa humanidad o contra el derecho de gente por estos asesinatos. En mayo de 2011, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 procesó al jefe del Estado Mayor en el momento en que se produjeron los hechos, René Emilio Ponce; el comandante Carlos Camilo Hernández y el teniente René Yusshy Mendoza.
Asimismo, ha reclamado en distintas ocasiones la extradición del resto de implicados, entre los que figuran el exministro de Defensa Nacional Rafael Humberto Larios y el viceministro de Defensa Nacional, Juan Orlando Zepeda.
En el marco de una ofensiva guerrillera en la capital, la madrugada del 16 de noviembre de 1989 un comando militar de ultraderecha irrumpió el campus de la Universidad Centroamericana (UCA) y acribilló al grupo de religiosos, entre ellos el rector de la institución, Ignacio Ellacuría.
El crimen es uno de los más simbólicos del conflicto armado que enfrentó entre 1980 y 1992 a la exguerrilla izquierdista y ahora partido en el gobierno Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Ejército salvadoreño, con un saldo de 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.