Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EE.UU. sigue a un barco norcoreano sospechoso de transportar material nuclear

La nave atrajo el interés de Estados Unidos cuando abandonó un puerto norcoreano ayer. EFE/Archivotelecinco.es
La Marina estadounidense está siguiendo la pista a un barco norcoreano sospechoso de transportar armas, partes de misiles, tecnología sensible o material nuclear, en el marco de las nuevas sanciones impuestas por la ONU contra Pyongyang, informaron hoy altos funcionarios de Washington.
Las fuentes indicaron que el buque, que lleva el nombre "Kang Nam", es de Corea del Norte y es conocido por sus "repetidas infracciones" por haber transportado "material de proliferación".
La nave atrajo el interés de Estados Unidos cuando abandonó un puerto norcoreano ayer.
Éste es el primer barco sospechoso que la Marina de EE.UU. tiene en su punto de mira desde que Naciones Unidas aprobara una nueva ronda de sanciones contra Corea del Norte por el ensayo nuclear del 25 de mayo y el lanzamiento de misiles.
Esas medidas imponen un embargo a las exportaciones de armas de Corea del Norte, amplían la prohibición de sus importaciones de armamento y permiten la inspección de barcos y aviones sospechosos de estar implicados en estos intercambios.
El barco norcoreano se encuentra actualmente en las cercanías de la costa de China y está siendo observado continuamente por EE.UU. desde el aire.
El jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, el almirante Michael Mullen, rehusó hoy entrar en los detalles del seguimiento y únicamente dijo que "está muy claro que la resolución (de la ONU) prohíbe a Corea del Norte transportar este tipo de materiales (...) desde armas convencionales hasta material nuclear".
Mullen, el militar de mayor rango en el Ejército de Estados Unidos, explicó que la resolución de Naciones Unidas prevé que los países tengan que solicitar el permiso del barco para poder inspeccionar su carga.
Si el barco lo rechazara, el país en el que atraca el barco estaría obligado a inspeccionarlo.
Corea del Norte ha dicho que cualquier esfuerzo por detener o abordar uno de sus barcos sería considerado un acto de guerra.