Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu dice que la marcha de este sábado es "en cierta manera distinta y en cierta parecida" a la de Tantaz Tanta

Acusa al Estado español de no ser un estado de derecho, sino de "desecho y corrupto"
El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha señalado que la marcha de este sábado en Bilbao es "en cierta manera distinta y en cierta parecida" a la de Tantaz Tanta, que fue prohibida por la Audiencia Nacional. Asimismo, ha considerado que en la misma participarán personas "con muy distinta procedencia política" y ha advertido de que "quien no venga sabrá por qué lo hace".
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el representante soberanista ha defendido que los elementos aglutinantes de la convocatoria, "derechos humanos acuerdo y paz" convocan a todos y ha acusado al Estado español de no ser un estado de derecho, sino de "desecho y corrupto".
"Espero que la manifestación refleje un fin de ciclo. Ha acabado el tiempo de las imposiciones y se abre uno nuevo. Espero que la manifestación sepa conjugar ese nuevo tiempo a favor de los derechos de los presos humanos y de los presos", ha insistido.
En este contexto, ha considerado que la manifestación de este sábado es "en cierta manera distinta y en cierta parecida" a la convocada por Tantaz Tanta y que fue prohibida por la Audiencia Nacional.
Asimismo, ha considerado que en la misma participarán personas "con muy distinta procedencia política" y ha advertido de que "quien no venga sabrá por qué lo hace".
"La declaración del EPPK de semanas atrás, además de dar pasos, constaba que no era el momento de poner obstáculos y ésa ha sido la reacción del gobierno. Iniciamos la semana con una ocupación militar, policial, una imagen de guerra de las calles de Bilbao y vamos a acabarla con una imagen de ocupación ciudadana, pacífica", ha insistido.
Asimismo, ha mostrado su confianza en que la manifestación refleje "un fin de ciclo", porque "ha acabado el tiempo de las imposiciones y se abre uno nuevo".
A su juicio, los elementos aglutinantes de la convocatoria, "derechos humanos, acuerdo y paz nos convocan a todos" y por ello acudirá a Bilbao "gente que venga con ideas, intereses, razones y con un montón de expectativas para que lo de hoy sea un trampolín de futuro".
"Hay un pasado que no negamos hay que atender con cuidado, verdad, arrojando luz, pero que se debe proyectar a un presente en que estén salvaguardados todos los derechos y nos catapulte a un futuro que sea mucho mejor", ha remarcado.
"UNA HOJA DE RUTA"
Asimismo, ha criticado que el estado de derecho está "más en evidencia que nunca con lo que ha pasado esta semana" tras la detenciones de interlocutores del EPPK y ha señalado que el Estado español "no es un estado de derecho, sino que es un estado de desecho y corrupto".
Por último, ha afirmado que la izquierda abertzale está haciendo "un recorrido" y tiene "una hoja de ruta" y ha señalado que "la pelota de la política penitenciaria está en el tejado del Gobierno".