Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu denuncia que el memorial causará división y "marginará" a las "víctimas del Estado"

Cree que la destitución de Urkijo evidencia los problemas de "convivencia" en el Gobierno
El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha denunciado que el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo que el Gobierno central construirá en Vitoria tan sólo profundizará en la "confrontación memorialista" y en la "marginación" de los damnificados por el "terrorismo de Estado". Además, tras lamentar el "aplauso" del Gobierno vasco a dicha iniciativa, ha destacado los "problemas de convivencia" interna, que, a su juicio, han propiciado la destitución del asesor del Ejecutivo en materia de víctimas.
Arzuaga, en declaraciones a los medios de comunicación en el Parlamento vasco, ha criticado la forma en la que se llevará a cabo la puesta en marcha del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo en Vitoria.
El parlamentario de EH Bildu ha recordado que un informe encargado por el Gobierno vasco ha constatado la "denegación arbitraria" de indemnizaciones a víctimas del GAL y otros grupos terroristas por parte del Ministerio del Interior. La decisión del Gobierno central, según se indica en el informe, estaba motivada por la supuesta relación de los solicitantes de las ayudas con el entorno de ETA.
Arzuaga ha reprochado que, con esta actitud, el ministerio de Jorge Fernández Díaz "criminaliza a víctimas del terrorismo de Estado" y establece una división entre damnificados "de primera y de segunda". A su juicio, esta forma de proceder es una "estrategia" para "excluir e invisibilizar" a los damnificados por esta forma de terrorismo.
"ALFOMBRA ROJA"
Con la construcción del memorial de Vitoria, tal y como ha advertido, tan sólo se profundizará en ese "relato parcial" y en esa "marginación" de las víctimas del terrorismo de Estado. "El memorial va a ser un búnker para la confrontación en la lucha memorialista", ha alertado. Por ese motivo, ha calificado de "lamentable" el hecho de que el Gobierno vasco haya "aplaudido" y puesto una "alfombra roja" al proyecto del Ministerio del Interior.
Frente a esta vía, ha recordado que las instituciones vascas están trabajando para poner en marcha un Instituto de la Memoria que aborde esta labor "desde un punto de vista integral, integrador e inclusivo".
Arzuaga ha considerado que lo más conveniente sería que exista "una única institución" que se encargue de trabajar sobre los derechos humanos, la memoria y la convivencia.
Por otra parte, ha afirmado que no tiene "demasiados datos" sobre los motivos que han llevado al Gobierno vasco a destituir a su asesor en materia de víctimas, Txema Urkijo, una decisión que el Ejecutivo ha atribuido a sus "diferencias" con el responsable de la Secretaría General de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, respecto a la metodología de trabajo.
Arzuaga, no obstante, ha afirmado que "para ser una Secretaría de Paz y Convivencia, parece que hay graves problemas internos de convivencia".