Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ETA dará pasos hacia su desarme en próximas fechas tras los pronunciamientos de expresos y la marcha del 11 de enero

El Grupo de Brian Currin vuelve a finales de enero o principios de febrero
ETA dará en próximas fechas pasos hacia su desarme después de los pronunciamientos realizados en los últimos días por el Colectivo de Presos de ETA, EPPK, y los expresos de la banda excarcelados tras la anulación de la 'doctrina Parot', a favor de las vías políticas y de la puesta en libertad de los reclusos de forma individualizada. El gesto de la banda armada se espera que se produzca también después de la movilización que se celebrará el 11 de enero en Bilbao a favor del acercamiento de los reclusos.
Precisamente, a finales de este mes o principios del próximo, el Grupo Internacional de Contacto (GIC), impulsado por Brian Currin --que fue presidente de la Comisión de Excarcelaciones en el caso de Irlanda del Norte--, volverá a Euskadi en un momento en el que se están observando pasos en el mundo de los presos de la banda armada.
Según han informado a Europa Press fuentes de la izquierda abertzale, el gesto que se espera de ETA para principios de este 2014 no será el desarme total, aunque sí una reafirmación en su voluntad de hacerlo en un futuro no lejano y algún paso más que confirme su intención.
Las mismas fuentes han asegurado que hace tiempo que la banda armada está dispuesta a desarmarse, pero, para ello, precisa que se prepare una vía para hacerlo. Descartado que el Gobierno del PP se implique en esa entrega de las armas y arsenales, la banda está concienciada de que la vía será unilateral.
No obstante, cree que es necesario que se prepare la forma de hacerlo y, para ello, cree que tiene que haber una verificación de este desarme. Tras meses de "atasco" en el denominado proceso de paz, se han puesto en marcha diferentes iniciativas que irán encadenadas y que servirán de 'colchón' para el gesto que realice ETA.
En este contexto se sitúa la declaración del Colectivo de Presos de ETA, EPPK, del pasado 28 de diciembre, en la que reconocía el "sufrimiento y daño multilateral generados" en el "conflicto" y aceptaban su excarcelación "de manera escalonada y mediante compromisos individuales".
Se trata de una iniciativa que a Sortu le ha costado "arrancar" al colectivo y que se ha hecho esperar a lo largo de meses, pese a que era algo que se preveía hace tiempo.
Exactamente una semana después del comunicado del EPPK, los expresos excarcelados tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, en un acto celebrado en la localidad vizcaína de Durango el 4 de enero, han mostrado su unidad ante el comunicado del EPPK.
Entre ellos, se encontraban reclusos que, hasta el momento, se le enmarcaba en la 'línea dura' del colectivo, como José Antonio López Ruiz, alias 'Kubati', que tomó la palabra en el Kafe Antzokia de la localidad vizcaína.
Fuentes de la izquierda abertzale apuntan a 'Kubati' como uno de los grandes convencidos de la línea emprendida por Sortu hacia "las vías políticas y democráticas", y de que el ciclo de la lucha armada ya llegó a su fin.
Otro de las iniciativas que se consideran clave en los próximos días es la movilización que 'Tantaz Tanta' ha organizado en Bilbao para el próximo 11 de enero bajo el lema 'Gure eskubideak. Irtenbidea. Bakea. Euskal presoak Euskal Herrira' (Nuestros derechos. Solución. Paz. Presos vascos a Euskal Herria), que estará precedida por un programa de actividades en El Arenal de la capital vizcaína.
De esta forma, se pretende reclamar el acercamiento de los reclusos de la banda y criticar, en la misma línea que el acto de Durango, "el inmovilismo" del Ejecutivo del PP en materia de política penitenciaria y a la hora de dar "pasos que consoliden la paz".
EL GIC, DE NUEVO EN EUSKADI
Por otra parte, el Grupo Internacional de Contacto (GIC), auspiciado por Brian Currin, volverá a Euskadi a últimos de enero o principios de febrero. Desde finales de octubre, que estuvieron en una visita discreta, los integrantes de este colectivo no habían vuelto a la Comunidad Autónoma Vasca.
Fuentes cercanas al GIC han considerado que éste es un momento interesante para el grupo de Currin, en el que éste puede realizar aportaciones, ya que el abogado sudafricano fue presidente de la Comisión de Excarcelaciones en el caso de Irlanda de Norte. Por su parte, Silvia Casale también fue miembro de esta comisión.