Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los presos de ETA cargan contra los políticos que "han variado su actitud por intereses particulares"

El Colectivo de Presos de ETA ha emitido un comunicado en el que cargan contra agentes políticos que "en otras etapas se mostraban favorables a la solución y ahora han variado su actitud y priorizan sus intereses particulares". Se trata del primer pronunciamiento de los reclusos terroristas después de que Sortu les propusiese aceptar la legalidad de forma individual, aunque la información que avanza naiz.info y Berria no especifica a quién va dirigida esa crítica.
El pasado 12 de enero, el histórico dirigente de Batasuna, Rufino Etxeberria, actualmente responsable de Sortu en lo relativo a la resolución de lo que los abertzales denominan "conflicto vasco", pronunció una conferencia en Pamplona en la que instó al Colectivo de Presos de ETA a una reflexión sobre su papel porque la estrategia del 'frente de cárceles' forma parte del pasado. Les animó, en este sentido, a asumir que son una "consecuencia del conflicto" y que bajo esta nueva "caracterización" hicieran aportaciones con "audacia".
En esa misma conferencia, Rufino Etxeberría descartaba eso sí que los presos terroristas delatasen a sus compañeros (colaborasen con la justicia) o mostrasen arrepentimiento, que son precisamente dos de los requisitos que marca la ley para acceder a beneficios penitenciarios.
En el comunicado hecho público este martes, el EPPK reitera que no se arrepentirá" ni "denunciará a sus miembros". "Estamos agradecidos porque hemos tenido la oportunidad de poner nuestro granito de arena en el camino de la libertad de Euskal Herria. Y ahí seguiremos: dispuestos para lo que sea", dicen.
PEAJE
El Colectivo de Presos de ETA, que continuará "apretando los dientes y aguantando el tiempo que sea preciso" a pesar de que "la situación en las cárceles es cada vez más dura", ha admitido que, desde que ETA dejó su actividad armada, han tenido "dificultades para situarse como es debido ante ese nuevo ciclo político".
"Poniendo como ejemplo la triste trayectoria de algunos de nuestros exmiembros, se nos pide que nos arrepintamos, sabiendo que no nos vamos a arrepentir; se nos pide que denunciemos a nuestros miembros, sabiendo que no los vamos a denunciar; nos incitan a que digamos lo que no creemos, sabiendo que no vamos a hacer nada de eso", ha añadido.
En este sentido, se ha referido a "muchas palabras bonitas" que dicen los políticos como "memoria, autocrítica, convivencia y paz". "Parece que nos ponen esas palabras como peaje o aduana para avanzar sinceramente en la solución y pervierten sus leyes para sus intereses", ha aseverado.
Finalmente, ha señalado que EPKK se sitúa dentro de la izquierda abertzale, "aunque cada uno de nosotros tenga su opinión sobre la actividad y los actos de la izquierda abertzale".