Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EUPV denuncia al alcalde de Cullera ante Fiscalía por el disparo del castillo que provocó el incendio

EUPV ha presentado una denuncia contra el alcalde de Cullera (Valencia), el 'popular' Ernesto Sanjuán, por un delito de imprudencia grave al autorizar el disparo del castillo de fuegos artificiales que el pasado sábado provocó un incendio en la montaña de la localidad.
En el escrito, presentado en los juzgados de Valencia este miércoles y firmado por el diputado de la formación Lluís Torró, EUPV pide a la Fiscalía que acuerde el inicio de las diligencias correspondientes "al objeto de depurar las posibles responsabilidades penales, por autoría o por omisión" ante los hechos denunciados.
Torró señala que el pasado 26 de abril, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat decretó Nivel de Preemergencia 3 por riesgo extremo de incendio forestal, lo que fue notificado al alcalde de Cullera mediante un fax, en el que se indicaba que la situación implica "la prohibición de realizar castillos de fuegos artificiales en esa jornada".
Sin embargo, añade que, a pesar de estar "avisado", el castillo "se practicó, por autorización expresa del señor Sanjuán, con el resultado de un incendio forestal con graves daños materiales y riesgo para las personas, que ha sido portada de varios medios de comunicación".
Según EUPV, "la desobediencia manifiesta al órgano competente en materia de incendios por parte del denunciado implica una imprudencia grave que, vistos los resultados causados por la misma, no puede quedar sin la sanción penal que corresponda".
El diputado ha explicado en un comunicado que han denunciado este caso a Fiscalía "para que se adopten las medidas oportunas para iniciar un procedimiento si es necesario penal, porque entendemos que ante las pruebas irrefutables, hay un caso clarísimo de imprudencia temeraria por parte del alcalde de Cullera, una persona que en estos momentos, si el PP tuviera decencia, ya no estaría ocupando ese cargo público".