Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EUPV deja la negociación con Podemos y Compromís al sentirse "humillada" con una propuesta que "falta al respeto"

Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) ha abandonado este jueves la mesa negociadora en la que estaba reunida con Podemos y Compromís, al sentirse "humillada" tras la propuesta planteada de forma "cerrada" por estas dos últimas formaciones políticas que, para EUPV, supone "una falta de respeto".
Así lo ha explicado a Europa Press Glòria Marcos, una de las integrantes del equipo negociador de EUPV, quien ha destacado que han estado "tres días negociando, hablando del programa, de la fórmula jurídica de la coalición, de tener un grupo amplio en Madrid y de recuperar la ilusión para derrotar a la derecha".
De esta forma, "hemos dejado para el final la visibilidad de EUPV en las listas de la coalición", ha destacado Marcos. En concreto, EUPV pedía el número cuatro de la lista por Valencia para tener "un puesto de salida"; el cuatro por Alicante, que entiende que sería "un puesto de crecimiento"; y el tres por Castellón.
Según Glòria Marcos, partían de una "razonamiento político generoso" al pedir el puesto cuatro por Valencia y Alicante, en lugar del tres que es "el que nos correspondería", porque "no queremos enfrentamientos" y dejaban que por delante fueran Podemos, Iniciativa y el Bloc. De esta forma, "de los nueve diputados existentes, pedíamos uno".
Sin embargo, ha criticado que la propuesta que Podemos y Compromís han ofrecido "de manera cerrada", implica que EUPV tenga el seis por Valencia y por Alicante y el tres por Castellón. Para Esquerra Unida, se trata de "una falta de respeto" y "una forma innecesaria de humillarnos", por lo que se han levantado y han abandonado la mesa negociadora.
EUPV ha pedido a las otras dos formaciones políticas que "reconsideren la propuesta" y hagan una que sea "razonable" y que "no nos humille". Por ello, Marcos ha asegurado que mantendrán "los teléfonos abiertos hasta cinco minutos antes de ir a firmar al notario".
Por último, ha advertido de que "esto puede tener repercusiones en la firma del acuerdo" a nivel nacional entre Izquierda Unida y Podemos, porque "somos una organización federal".