Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primer día de precampaña... y a vueltas con los debates electorales

Primera batalla de precampaña de cara al 26-J: los debates electorales. Según el sondeo del CIS que se conoció este martes, el que celebraron el pasado mes de diciembre con la sonada ausencia de Mariano Rajoy lo ganó Pablo Iglesias; y el que disputaron Rajoy y Sánchez acabó en tablas. Ahora todos quiere más, todos, menos el presidente en funciones que sigue con dudas.

Rajoy , ha afirmado que "a nadie le apetecen debates" en campaña electoral porque exigen "un gran esfuerzo" y no son "algo cómodo", pero ha añadido que no se trata de que a un candidato le apetezca o no sino "de cumplir estándares democráticos razonables".
Ha sido en declaciones en a la Cadena Ser, allí, el candidato del PP en las elecciones generales del 26 de junio ha explicado que participar en un debate electoral es "una gran responsabilidad", requieren mucha preparación, "hacerlo bien", saber "respetar" a la audiencia. "No es algo cómodo", ha afirmado sobre la posibilidad de enfrentarse de nuevo con Pedro Sánchez en la próxima campaña electoral.
El líder 'popular' ha añadido sin embargo que él no tiene "problema" en participar, que ha celebrado ya "muchos", y que además no es una cuestión de gustos sino de que en democracia es "bueno hacerlos", como someterse también a las preguntas de los medios de comunicación.
"Eso son las reglas del juego. Pero si me pregunta si es algo que me genere entusiasmo... Tendré debates en campaña, no sé de qué tipo. No se trata de que me apetezca, sino de cumplir estándares democráticos razonables. Los debates son para eso", ha añadido.
No ha aclarado Rajoy si aceptará un debate 'a cuatro', con los aspirantes de los otros tres principales partidos: Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos). En la campaña por las generales del 20 de diciembre, el PP decidió enviar a este encuentro a la vicepresidenta del Gobierno en funciones y número dos por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría.
El PSOE pide a Rajoy que no se "esconda"
Desde el PSOE, su secretario de Organización, César Luena, ha exigido este miércoles a Mariano Rajoy, que acuda a los debates que se organicen en la próxima campaña electoral "con todos los candidatos. "No vale esconderse, ni enviar a Soraya", ha avisado.
Luena ha recalcado que la próxima campaña tiene que tener debates porque son "la esencia de la democracia" y ha subrayado que el PSOE siempre los ha defendido e incluso quiere que se regulen por ley. Y ahora, ha afirmado, tienen que celebrarse "con más razón y más razones que nunca" porque hay "más pluralidad" en la sociedad y en la política españolas.
Por eso, ha recalcado que Rajoy no puede hacer lo que hizo en la campaña para el 20 de diciembre, cuando "no acudió" a uno de los dos debates 'a cuatro' que se organizaron, al otro envió a su 'número dos', la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y después "impuso" un 'cara a cara' con el candidato de los socialistas, Pedro Sánchez.
"Le exigimos que tiene que estar en los debates que se organicen con todos los candidatos a presidente, porque eso es defender la democracia en sí, pero también el pluralismo. No vale ni esconderse, ni mandar a Soraya, eso ahora no vale, hay que dar la cara con todos los candidatos", ha remachado Luena.
Ciudadanos pide "más debates con todos los candidatos"
La formación liderada por Albert Rivera se ha sumado también a esta pugna en una campaña a traves de su cuenta de Twitter. En un vídeo lanzado este miércoles, Ciudadanos propones una serie de medidas destinadas a que la campaña electoral del 26 de junio sea más barata para los ciudadanos.
Sugiere un "pacto de austeridad" que además de incluir la perición expresa de que se celebren "más debates con todos los candidatos", se reduzca en un 50 % el gasto electoral de los partidos políticos. También que haya un único envío de papeletas electorales a los domicilios de los electores. Y todo ello con la intención de ahorrar más de 40 millones de euros en la factura estatal del 26-J.