Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exasesora de Empleo María José Rofa se acoge a su derecho a no declarar ante la juez Núñez por los ERE

Ratifica su declaración ante la UCO, cuando dijo que Rivera le pidió que "no dejaran rastro" de la revisión de los expedientes de los ERE
La exasesora de la Consejería de Empleo María José Rofa se ha acogido este martes a su derecho constitucional a no declarar ante la juez María Núñez Bolaños en el marco del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados por la Junta de Andalucía, según han informado a Europa Press fuentes del caso.
La magistrada citó a declarar a la ex asesora de Empleo después de que la Fiscalía, en un escrito, interesara que se le ofreciera la posibilidad de prestar de nuevo declaración como imputada "a la luz de la nueva redacción del artículo 434 del Código Penal, momento en el cual podrá presentar cuanta documentación considere conveniente en defensa de sus intereses y apoyo de sus manifestaciones".
Pues bien, la imputada se ha acogido a su derecho a no declarar y se ha limitado a ratificar la declaración que prestó ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, anunciando que aportará nueva documentación a la investigación sobre cómo era el trabajo diario en la Dirección General de Trabajo.
Cabe recordar que, en su declaración ante la Guardia Civil, María José Rofa puso de manifiesto que el ex director general de Trabajo Daniel Alberto Rivera le pidió que "no dejaran rastro" de la labor de revisión de los expedientes de los ERE que se llevó a cabo durante un fin de semana, para lo cual fregaron tazas y copas usadas, y recogieron la basura antes de que llegaran los funcionarios al lunes siguiente.
La imputada señaló en esta declaración que el sábado 20 de noviembre de 2011 y el domingo 21 estuvieron revisando los expedientes y que una vez acabado el trabajo se limpiaron "todas las mesas, vasos, botellas y papeles", precisando que el equipo directivo de la Consejería de Empleo que estaba presente en ese momento --incluido el propio Daniel Alberto Rivera-- le pidió a ella y a la secretaria que "quitaran todas las pistas y trazos de que habíamos trabajado el fin de semana".
Según la ex asesora, "ellos mismos ordenaron los listados y dejaron los expedientes relevantes revisados en los armarios de la sala de reunión bajo llave", mientras que la secretaria y ella misma se encargaron de fregar "todas las tazas, copas usadas en el cuarto de baño" y de recoger toda la basura de botellas de agua y papeles, y todo se colocó en una papelera grande del cuarto de café "para que el retén de limpieza de las 7,00 lo vaciara antes de que llegase la secretaria funcionaria".
Ante la juez Núñez también ha comparecido este martes Miguel Espínola, incluido como 'intruso' en el ERE de Dhul y que se acogió a su derecho a no declarar ante la juez Mercedes Alaya, quien sí ha declarado ante la nueva titular para asegurar, entre lágrimas, que se limitaba a firmar los papeles que le eran facilitados.
Asimismo, también ha comparecido ante la instructora un perito a fin de ratificar un dictamen pericial sobre el patrimonio del extrabajador de Vitalia Jesús Bordallo en el periodo comprendido entre los años 2001 y 2012.
Este informe patrimonial, según el abogado de Bordallo, "deja patente la inexistencia de enriquecimiento patrimonial ilícito" que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil "pretende imputar" al encausado, ya que "sus ingresos son consecuencia exclusiva de las remuneraciones a su trabajo y están perfectamente justificados y todos ellos debidamente declarados a Hacienda", lo que "debiera conllevar de oficio" el archivo de las actuaciones seguidas contra su cliente.