Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka cree que "lo que ocurre" en el PP no sucedería si en el pasado no hubiese usado políticamente a las víctimas

Dice que aunque el "trabajo" de Fernández Díez "no está siendo constructivo", los "cambios de actitud" se deben reclamar a Rajoy
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que "lo que está ocurriendo" actualmente en el PP, contra el que han surgido críticas de su propio entorno a su actuación respecto al fin de ETA, no sucedería si en el pasado "no hubiese diseñado" una "estrategia política que incluían una utilización de las asociaciones de víctimas en el escenario estrictamente político".
Además, ha afirmado que, aunque el trabajo del ministro del Interior en "la construcción de un escenario de paz y convivencia", no está siendo "objetivamente constructivo", la "clave" no está en "cebarse" en su persona y ha apostado por que los "cambios de actitud" se reclamen al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
En una entrevista a Onda Cero, recogida por Europa Press, Erkoreka se ha referido a los últimos acontecimientos en el PP, con críticas de algunos sectores a la política del Ejecutivo, y ha dicho no estar sorprendido, porque "todo el mundo intuía que ahí estaba bullendo un movimiento que antes o después iba a tener su propio cauce de expresión".
Además, ha considerado que las críticas al Gobierno vasco o al PNV de algunas asociaciones de víctimas "no son novedad", sino que lo novedoso es que se dirijan "al PP o a sus líderes". "Eso no lo conocíamos hasta ahora, la novedad radica ahí", ha apuntado.
Para Erkoreka, de esta situación se puede "extraer la lección" de que "no es bueno diseñar estrategias políticas que incluyan utilizar o servirse de las víctimas". "Deberíamos asumir todos un compromiso en ese sentido, porque esto, antes o después, redunda en perjuicio de uno mismo, altera los papeles de unos y otros y perturba el buen clima político", ha argumentado.
Para el representante del Ejecutivo Urkullu, "lo que está ocurriendo no tendría lugar si en el pasado el PP no hubiese diseñado esa estrategia política que incluía una utilización de las asociaciones de víctimas en el escenario estrictamente político partidista".
Además, ha reconocido a las asociaciones de víctimas "su derecho defender sus intereses", ha reclamado un "compromiso" para atender "sus requerimientos" y ha asumido el "derecho que tienen" los líderes que emergen de estos colectivos "con vocación netamente político partidista" a constituir partidos y concurrir a las elecciones "con claridad, contundencia y sin ningún ambage".
"Lo que quizás no constituye una contribución muy positiva a la clarificación del panorama es jugar a la ambigüedad, desde una plataforma teóricamente vinculada a la defensa de las víctimas, pera a la defensa de estrategias político partidistas", ha señalado.
REUNIÓN URKULLU-RAJOY
Erkoreka se ha referido al próximo encuentro entre Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu, y ha manifestado que "una buena sintonía" entre líderes políticos "facilita la relación, la colaboración, y la resolución de los asuntos que requieren la concurrencia de las instituciones".
Aunque ha dicho que "eso es bueno, con carácter general", en esta ocasión existen "sobre la mesa" asuntos "pendientes" que necesita "dedicación", entre ellos la liquidación del Cupo y definición del próximo, así como "una serie de competencias pendientes que están colgando desde el anterior Gobierno".
También está "pendiente" el desarrollo del TAV, "con algunos puntos en los que la urgencia es importante". "Hay asuntos pendientes que no están obteniendo una respuesta satisfactoria por parte de la Administración central en el nivel de interlocución ministro-consejero y sería bueno que se intentara desbloquear en la cúpula", ha explicado.
A su juicio, ambos presidentes deberían "imprimir un impulso político" a estos temas, "que son muy importantes para ambas partes" pero, "de manera especial, para Euskadi".
Ante una posible falta de "pasos" por parte del Gobierno vasco en el denominado 'fin de ETA', Erkoreka ha remitido al Plan de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, que marcará "la hoja de ruta del Gobierno en este ámbito". "En eso no vamos a cejar, con independencia de que haya o no acuerdos con otros niveles en otros ámbitos", ha dicho.
PLAN DE PAZ
En su opinión, "hay que seguir trabajando en la interlocución con todas las partes". "El Gobierno, lo que no está dispuesto es a cruzarse de brazos ante esta situación y a desaprovechar una oportunidad inmensa que se nos presenta para trabajar conjuntamente en la línea de hacer operativo ese fin ordenado de ETA", ha señalado.
El portavoz del Gobierno vasco ha considerado "probable" que el final de ETA se pudiera realizar más en consonancia con la visión del Gobierno vasco si no estuviera Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del interior.
"Creo que su trabajo no está siendo objetivamente constructivo de cara al fin ordenado de ETA y a la construcción de un escenario de paz y convivencia", ha admitido.
No obstante, ha considerado que "la clave no está en cebarse en la personalidad del ministro" porque el Ejecutivo "tiene sus políticas" y el Fernández Díaz "es un factor personal más, que puede influir positiva o negativamente". "Pero, a quien hay que reclamar cambios de actitud, es al conjunto del Ejecutivo y a su máximo responsable, que es el presidente del Gobierno", ha afirmado.