Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka dice que el reconocimiento de que "matar estuvo mal" es el "mínimo minimorum" para colaborar en una convivencia

Cree que era "obligado y de justicia" que Urkullu recordara a los directivos de Michelín que "padecieron el efecto del terrorismo"
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que el reconocimiento por parte de la izquierda aberzale de que "matar estuvo mal" es el "mínimo minimorum" para "empezar a colaborar en serio en la construcción de un marco de convivencia", y cree que no es una exigencia "desmesurada y desproporcionada".
En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Erkoreka se ha referido a la polémica suscitada después de las críticas del portavoz de Sortu, Pernando Barrena, a la intervencion del lehendakari, Iñigo Urkullu, durante una visita a Michelín Vitoria, en la que recordó el secuestro de uno de sus directivos, Luis Abaitua, acción por la que estuvo condenado Arnaldo Otegi.
El portavoz del Gobierno vasco ha indicado que el lehendakari hizo "una apelación a los principios" en un contexto "determinado" que era la celebración del 50 aniversario de Michelín Vitoria, "donde había habido directivos que habían padecido el efecto del terrorismo, que habían sido secuestrados y habían perdido la vida".
A su juicio, era "obligado, era de justicia, era inevitable que en aquella coyuntura, en aquella circunstancia, el lehendakari pudiera reconocer, no solo a la empresa su compromiso con Euskadi, sino, además, el compromiso personal de algunos directivos que incluso perdieron la vida en el empeño".
Asimismo, ha señalado que no hubo ninguna "referencia nominativa" en el discurso del lehendakari, sino que "fue alguien quien se sintió aludido y salió a responder en términos bastante desaforados por cierto", en referencia a Pernando Barrena.
"Yo creo que el lehendakari ha estado en su lugar, si el lehendakari, en nombre de las instituciones, en una circunstancia como ésa, no pone en valor la aportación, no solamente de la empresa, sino de los directivos con la sociedad, con el desarrollo económico y con los principios o valores que deben inspirar el respeto mutuo y la democracia, estaría desempeñando incorrectamente su labor", ha agregado.
Ante la petición del Gobierno vasco a Sortu para que reconozca que "matar estuvo mal", ha asegurado que lo que el lehendakari plantea no es "una exigencia desmesurada, desproporcionada o que reclamara a la izquierda abertzale algo que no pueda ser razonablemente exigido en el contexto de una sociedad que tiene, como principio básico, el respeto mutuo, a los derechos fundamentales de cara a una convivencia pacífica y democrática".
TAMBIÉN EN EL PASADO ESTUVO MAL
"Él mismo venía a reformularlo después, venía a decir, si tan difícil es decir que ejercer la violencia contra el oponente político, siempre ha estado mal, no es que lo esté ahora y lo vaya a estar de aquí al futuro, también en el pasado estuvo mal. Ésta es una manera de abordar la estrategia y la actuación política que no es tolerable en una sociedad democrática. ¿Tan difícil es esto?, porque esto debía ser el mínimo minimorum necesario para poder empezar a colaborar en serio en la construcción de un marco de convivencia", ha apuntado.
Erkoreka ha indicado que "el estandar" que se exige tampoco es "una cosa desmesurada, desproporcionada e inasumible". "Menos que esto no se puede pedir a nadie para poder convivir en un marco democrático", ha señalado.
Preguntado por si el pacto con EH Bildu en la Ley Municipal demuestra que ello no imposibilita llegar a acuerdos políticos, ha manifestado que "una cosa es la exigencia a una formación política de una trayectoria muy singular respecto a su normalización en el terreno democrático para que esa incorporación se produzca plenamente y otra cosa son los acuerdos políticos e incluso parlamentarios" que se puedan producir.
"La presencia de EH Bildu está plenamente normalizada en el Parlamento, hasta tanto es así, que se ha destacado mucho el acuerdo en la Ley Municipal, porque merece ser destacado y es muy importante, pero EH Bildu está alcanzado acuerdos todas las semanas en el Parlamento con el PSE, con el PP e incluso con Gorka Maneiro, muchos", ha añadido.
CONTACTO CON OTEGI
Por otra parte, preguntado por si el Gobierno vasco ha tenido algún contacto con el exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, tras su salida de la cárcel, ha indicado que él mismo tuvo un contacto "informal" con Otegi, al coincidir en Etxebarria la misma semana en que abandonó la cárcel en la exhumación de cuerpos de la Guerra Civil.
Según ha explicado, acudió en nombre del Gobierno vasco y coincidió con Otegi, y estuvieron "departiendo diez minutos" sobre su situación personal y el acto en el que estaban participando.
"No era un contacto ni oficial ni formal, fue circunstancial, estaba programado que fuera yo y él se presentó sin previo aviso. No había programación ni tenía carácter oficial de ningún tipo, pero contactos algunos ya ha habido, pero, a partir de ahí, no puedo informar más porque no sé si algún otro consejero ha tenido alguna relación con él", ha añadido.