Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y Marruecos alcanzan un acuerdo para agilizar el tránsito por la frontera de Ceuta

Altos representantes de la Administración marroquí y la Delegación del Gobierno en Ceuta han alcanzado un acuerdo para acabar con las "importantes retenciones" que durante las últimas tres semanas y a diario se han registrado en ambos sentidos en la frontera de la ciudad autónoma, donde a partir de ahora las autoridades españolas han asumido el compromiso de impedir que ningún porteador del país vecino la atraviese con mercancías de un tamaño superior "al de su espalda".
El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González Pérez, ha subrayado este viernes en declaraciones a los periodistas que en el colapso fronterizo de estas navidades ni la institución que dirige ni las Fuerzas de Seguridad española han tenido "responsabilidad alguna" y ha atribuido las esperas a la gestión de la parte marroquí.
"Desde el primer momento contactamos con el país vecino y, tras reuniones sorprendentemente positivas, hemos llegado a una entente cordial que espero que todas las partes cumplamos para conseguir la mayor fluidez en el tránsito por la frontera en beneficio del comercio ceutí y de la generación de empleo en la ciudad, en la que soy el primer interesado", ha reseñado.
González Pérez ha concretado que España no permitirá a los porteadores marroquíes que cada día entran y salen varias veces de la ciudad autónoma con mercancías que las transporten en bultos superiores a "18 ó 20 kilogramos" de peso o con un tamaño que exceda "la distancia entre su nuca y su cintura". "Es razonable no permitir que las personas parezcan mulos de carga y quizá deberíamos haberlo hecho ya antes", ha reconocido.
Marruecos, por su parte, ha prometido acometer las obras que permitan abrir "a finales de mes" el nuevo vial de tráfico exclusivo para porteadores marroquíes transfronterizos, denominado 'Tarajal II', y a iniciar una campaña informativa entre sus nacionales sobre qué productos y por dónde pueden portar. La Guardia Civil sólo permitirá a los peatones llevar "una o dos bolsas" en régimen de viajeros y sin requerir documentación aduanera.
Las Fuerzas de Seguridad también disolverán cualquier "concentración voluntaria de personas" ante la frontera española después de que durante los últimos días se registrasen aglomeraciones de "hasta 1.200 individuos" que esperaban allí "el turno que estimen más oportuno" generando "incluso problemas de orden público".