Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España defiende en la ONU la integridad territorial como salvaguardia de estabilidad

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, ha defendido este lunes en la ONU que la soberanía nacional y la integridad territorial de los Estados son salvaguardias esenciales para la estabilidad y seguridad internacionales.
Ybáñez ha participado en un debate abierto del Consejo de Seguridad sobre 'El respeto a los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas como elemento fundamental para el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales', propuesto por Venezuela, que preside este mes el Consejo.
Ha sido la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, la encargada de presidir la sesión, en la que ha participado el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.
El secretario de Estado ha subrayado la plena vigencia del preámbulo, los propósitos y principios de la Carta de San Francisco y el firme compromiso con ellos de España que, con ocasión del 70º aniversario de la Organización el pasado mes de octubre, promovió la adopción de una resolución de la Asamblea General por la que todos sus miembros renovaron su adhesión a este núcleo esencial de la Carta, informa Exteriores en un comunicado.
Ybáñez también ha subrayado la importancia del respeto de los derechos humanos como elemento indisociable del mantenimiento de la paz y la seguridad internacional así como la necesidad de promover el desarrollo del derecho internacional basado en estos principios y valores.
AMENAZAS INTERNAS
Ha recordado que hoy en día la mayor parte de las amenazas a la soberanía de los Estados son internas y tienen su origen, significativamente, en postulados étnicos e identitarios que anteponen supuestos derechos colectivos al respeto a la legalidad democrática y a los derechos y libertades individuales. Las amenazas, ha añadido, provienen también del terrorismo, de la acción violenta de actores no estatales o de la delincuencia organizada transnacional.
Por último, Ybáñez se ha referido a la responsabilidad de los Estados y de la comunidad internacional para asegurar el cumplimiento de los propósitos y principios, y ha alertado sobre las consecuencias de la inacción del Consejo de Seguridad frente a acciones que los pongan en riesgo.
Ha reiterado que España anima a todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad a comprometerse voluntaria y colectivamente a no utilizar el veto si existe constancia de que se están cometiendo crímenes atroces masivos.