Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España espera que la negociación para el acuerdo UE-Cuba concluya "lo antes posible"

Uno de los vicepresidentes cubano visita España y se reúne con Margallo y Guindos
El Gobierno español en funciones espera que la negociación para la firma de un acuerdo de diálogo político y de cooperación entre la UE y Cuba termine "muy pronto" y el acuerdo pueda concluirse "lo antes posible".
Así lo ha manifestado en un comunicado al término del encuentro que han mantenido este martes el vicepresidente cubano Ricardo Cabrisas y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.
Si se cierra el acuerdo, la UE confía en poder poner fin a la Posición Común sobre Cuba que promovió el Gobierno de José María Aznar para condicionar el avance en las relaciones del bloque a avances democráticos en la isla y que Cuba tacha de injerencista.
Cabrisas fue uno de los miembros de la delegación que acompañó al presidente cubano, Raúl Castro, la semana pasada en una visita de Estado a Francia, la primera que hace a un país europeo. El vicepresidente ha sido el único representante cubano que tras su paso por París ha visitado Madrid. Cabrisas se ha entrevistado también con el titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
En un comunicado, el departamento que dirige García-Margallo destaca el "importante esfuerzo" realizado para reestructurar la deuda que Cuba tiene contraída con España --y que implica la condonación de una parte-- y deja claro que este esfuerzo lo ha hecho "guiado por el convencimiento de que dichos acuerdos contribuirán a mejorar la relación bilateral".
En noviembre pasado, España y Cuba sellaron un acuerdo bilateral por el que reestructuraban la deuda cubana a corto plazo, que ascendía a 201,5 millones de euros. El objetivo era facilitar las relaciones entre los dos países y el aumento de la ya importante presencia de empresas españolas en la isla, más de 200.
Posteriormente, en el marco de las negociaciones entre la isla con sus 14 acreedores, España impulsó el acuerdo para la reestructuración de 11.083 millones de dólares de deuda cubana a largo y medio plazo, de los que 22,3% correspondían a España.
OPORTUNIDADES DE NEGOCIO
Según la nota de Exteriores, la visita de Cabrisas ha permitido abrir nuevas posibilidades para inversores y empresarios españoles, que contarán en lo sucesivo con un marco "más propicio" para nuevos proyectos de inversión en prácticamente todos los sectores productivos.
Cabrisas y García-Margallo también se han felicitado, añade el comunicado, por el estado de la relación económica bilateral, "que no cesa de crecer, demostrando así su potencial futuro".
Con un volumen comercial de 800 millones de euros (2014), España es el tercer socio de Cuba, el primero entre los países de la UE. España es también el primer inversor europeo en la isla, con más de 200 empresas presentes, en particular en el sector turístico, donde es el principal país inversor.
Estas empresas, remarca la nota, han demostrado un "notable compromiso" con Cuba, apoyando a la economía cubana también en sus momentos más difíciles.
Además de recordar que España mantiene un programa de cooperación al desarrollo con Cuba, Exteriores considera que la visita de Cabrisas ha servido para poner de relieve que Cuba y España están "unidas por un vínculo muy especial" que se basa en "lazos históricos y de hermandad únicos", entre ellos, los que aseguran los más de 130.000 españoles residentes en la isla.
El comunicado no hace mención alguna a la situación de los Derechos Humanos en la isla. Este es uno de los capítulos que integra el acuerdo que negocian la isla y la UE y que más escollos plantea.