Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre desvía el debate y culpa a Bermejo y Garzón de urdir una trama contra el PP

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha desviado hoy el debate sobre la presunta implicación de Alberto López Viejo en la trama de corrupción que investiga la Justicia y ha optado por atribuir al ministro Mariano Bermejo y al juez Baltasar Garzón la responsabilidad de urdir esa acusación.
Diez días después de la dimisión de consejero de Deportes, López Viejo, la polémica sobre las consecuencias políticas de la investigación judicial de la "Operación Gürtel" ha llegado a la Asamblea de Madrid.
Los socialistas e IU plantearon en el pleno sendas preguntas a Aguirre sobre López Viejo y su hipotético papel en operaciones irregulares con sociedades del empresario Francisco Correa, uno de los imputados en la trama.
El debate originó una gresca en la Cámara y la interrupción momentánea de la sesión tras un comentario de Aguirre sobre los "imputados" del PSOE.
La socialista Maru Menéndez aludió a contratos supuestamente adjudicados en 2007 por la Comunidad por más de 1,2 millones de euros a una "empresa tapadera de Correa", y le preguntó si los conocía y si López Viejo fue el responsable de su adjudicación.
Por su parte, la portavoz de IU, Inés Sabanés, ha preguntado a Aguirre si López Viejo "actuaba por libre" o con el "respaldo del conjunto del Gobierno", y si ella "responde por todos los miembros de su Gobierno y pone la mano en el fuego por todos los que ya han ido cayendo".
Esperanza Aguirre optó por replicar con el argumento de que en este caso existe una "trama clarísima organizada por el ministro furtivo (Bermejo) y el juez socialista (Garzón) contra el PP, para evitar que pueda haber una alternativa al peor gobierno de la democracia".
A su juicio, los socialistas "pretenden condenar y dictar sentencia contra alguien que ni siquiera ha sido imputado"; mientras que el PP no va a "juzgar a nadie", antes de añadir que para eso están los tribunales y que su Gobierno va a "colaborar y contribuir para que se esclarezca todo, también los asuntos por los que están imputados diputados del grupo socialista".
Por otra parte la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid está evaluando y recopilando la información que posee sobre una serie de empresas que han podido contratar con la región y están siendo investigadas por el juez Garzón, según aseguró hoy a la prensa el vicepresidente Ignacio González.
La trama se extendió hoy al ámbito local, ya que el portavoz de Urbanismo del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Sánchez, ha exigido responsabilidades al Ejecutivo municipal del PP por "no haberse dado cuenta" en cinco años de que una adjudicación a una empresa de Francisco Correa, detenido en la operación Gürtel, fue "irregular".
Sánchez ha hecho estas declaraciones tras conocerse que el concurso para el expositor municipal en el Salón Inmobiliario de Madrid de 2004, por valor de 153.000 euros, fue "manipulado" para que lo ganara Special Events, propiedad de Correa, considerado por el Garzón como cabecilla de la citada operación.
El alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, ha informado a la prensa de que el Ayuntamiento denunció ayer ante la justicia la "manipulación" de un informe técnico sobre las ofertas presentadas para el contrato municipal de montaje y mantenimiento y ha añadido que quiere saber quién lo manipuló.
El regidor también aseguró que el Ayuntamiento adjudicó siete contratos a la empresa Special Events en los años 1996, 1999, 2001, 2004 y 2005 (3), los tres primeros con José María Álvarez del Manzano en la Alcaldía y los cuatro últimos ya durante el primer mandato municipal de Alberto Ruiz-Gallardón.
Mientras tanto, el ex alcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero (PP) ha comparecido durante una hora ante el Comité de Derechos y Garantías de su partido y ha presentado documentación con la que pretende demostrar su inocencia tras ser imputado por Garzón la trama de corrupción.