Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanza Aguirre reclama al Gobierno una "corrección" en la asignación de la financiación a Madrid

Recalca que el artículo 155 de la Constitución, que permite intervenir comunidades, es tan aplicable como cualquier otro
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reclamado este jueves una "corrección" en la asignación de la financiación a la región, ya que considera que los 11.400 millones atribuidos recientemente por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) son menos de lo que le corresponde.
En la rueda de prensa posterior al último consejo de Gobierno antes del periodo vacacional, que durará hasta la última semana de agosto, Aguirre ha explicado que no es que quiera pedir más dinero sino "todo lo contrario", ya que "simplemente" considera que "el dinero que la Comunidad de Madrid necesita y con el que contaba es el que tiene que llegar".
Según Aguirre, a la Comunidad de Madrid en vez de los 11.400 millones de euros que le ha atribuido el CPFF le corresponden más de 14.000 millones. Asimismo, ha señalado que si no fuera porque tiene que dar 2.500 millones al fondo de solidaridad podría "perfectamente" hacer frente a todos los gastos y servicios.
En este sentido, ha explicado que la aportación al fondo de solidaridad se asigna en función de la capacidad tributaria, y ha reconocido que "la madrileña es impresionante, porque en Madrid se recauda la mitad de todos los impuestos que se recaudan en el conjunto de España".
FONDO DE SOLIDARIDAD
"Si de los 66.000 que recaudamos sólo nos dan once no nos pueden aplicar la solidaridad", ha sostenido, antes de pronosticar que la Comunidad de Madrid conseguirá que esta cuestión se aclare "lo antes posible".
Por otro lado, preguntada al respecto, Aguirre ha respondido que no sabe si Andalucía finalmente aceptará el tope de déficit fijado por el Gobierno y ha indicado que no ha mantenido ninguna conversación con el presidente andaluz, José Antonio Griñán, ni con el de la Generalitat, Artur Mas.
"Tenemos que apretarnos todos el cinturón, pero no para volver a soltarlo en cuanto podamos. Esto es como cuando se adelgaza, que hay que mantenerse delgado", ha apuntado al respecto.
Asimismo, preguntada por la advertencia del Gobierno sobre recurrir al artículo 155 de la Constitución en el caso de que alguna autonomía incumpla el objetivo de déficit, Aguirre ha opinado que se trata de "un artículo como todos los demás" y que "no se puede decir que sea inaplicable".
PREVISIÓN CONSTITUCIONAL
A este respecto, ha recordado que en ese artículo "está perfectamente dicho que el Gobierno de la Nación, con acuerdo de dos tercios del Senado, podrá poner en marcha lo previsto cuando alguna Comunidad Autónoma actuare en contra de los intereses generales de España" y que "por lo tanto, será el Gobierno de la Nación el que tendrá que decidir" qué hacer en ese sentido.
"Es muy duro aplicar las medidas que nos está tocando aplicar a todos pero no habrá más remedio, España lo necesita. Estamos en una situación muy difícil y muy delicada", ha señalado. "Yo lo que espero es que pronto podamos ver la luz al final del túnel", ha zanjado.