Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre asegura que López Viejo no era una persona de su "confianza"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado ante el tribunal del caso Gürtel que el exviceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo, no era una persona de su "confianza", sino alguien que tenía experiencia en la organización de actos del PP. Sobre el cabecilla de la trama, Francisco Correa, ha dicho que "ni le conocía".

Así lo ha dicho Esperanza Aguirre a preguntas de la fiscal Anticorrupción Concepción Nicolás, durante su comparecencia como testigo en la vista oral, en la que ha destacado que ella no se ocupaba "en absoluto" de organizar la parte logística de los actos en los que participaba en calidad de presidenta regional.
"No me he ocupado nunca, ni creo que se haya ocupado nunca ni un presidente autonómico, ni un ministros, ni un alcalde", ha destacado la dirigente 'popular', que ha dicho en varias ocasiones en que el Gabinete técnico de Presidencia recibía las propuestas de diversas Consejerías y era ella en última instancia la que decidía si acudía a los actos propuestos por razones "políticas y de oportunidad".
Preguntada por la colaboración "activa" de López Viejo como director adjunto en la campaña electoral de octubre de 2003 --tal y como él destacó durante su declaración-- Aguirre ha dicho que no lo puede confirmar. "¿Colaboró de forma activa?", ha cuestionado la fiscal, a lo que Aguirre ha contestado: "No le puedo decir".
"López Viejo no era una persona de mi confianza, pero era una persona que era conocida por como organizaba los actos, eso sí", ha subrayado. Asimismo, ha apuntado que Juan Carlos Vera fue su director de esa campaña electoral y que fue ella misma quien le designó.
La expresidenta madrileña también ha hablado sobre el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa. Ha afirmado tajante que "jamás he hablado con él, ni le conocía".
Antes de entrar en el juicio, Aguirre se ha referido a la detención de su mano derecha, Ignacio González, por supuesta corrupción en la gestión del Canal de Isabel II. Ha asegurado que "si es culpable, está pues conmocionadísima, si es inocente también porque lo que le espera es un calvario de años". Aguirre no piensa dimitir.