Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eurorregión Aquitania-Euskadi tendrá una dotación de 1,1 millones en 2014 para "avanzar en proyectos transfronterizos"

Urkullu releva a Alain Rousset al frente de la Eurorregión
El lehendakari, Iñigo Urkullu, nuevo presidente de la Eurorregión Aquitania-Euskadi ha anunciado que ésta contará con una dotación de 1,1 millones de euros para el presente ejercicio, cantidad que será aportada al 50% por la Comunidad autónoma vasca y la región des suroeste francés, para "seguir avanzando en proyectos transfronterizos".
Urkullu ha tomado el relevo al presidente de Aquitania, Alain Rousset, al frente de la Eurorregión Aquitania-Euskadi en la Cumbre que ha tenido lugar este lunes en Burdeos (Francia).
El lehendakari ha sido recibido por Rousset a las 11.00 horas en la sede del Consejo Regional de Aquitania en Burdeos. Poco después ha comenzado la Cumbre en la que Urkullu ha relevado a Rousset en la presidencia de la Eurorregion Aquitania-Euskadi.
El lehendakari ha estado acompañado en esta visita de la consejera vasca de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, y la secretaria de Acción Exterior, Marian Elorza. Tras la Cumbre Urkullu, en rueda de prensa junto a Rousset, ha trasladado su compromiso por "hacer crecer" esta eurorregión, que presidirá durante los dos próximos años, lo cual supone "un honor".
Además, ha destacado el "trabajo político y profesional" realizado durante estos dos primeros años en funcionamiento de esta eurorregión y ha destacado que "la unión hace la fuerza".
"Euskadi quiere dar continuidad a este trabajo", ha añadido. "La eurorregión es un proyecto joven, en edad de crecimiento y vamos a dar continuidad a los trabajos en marcha, destacando cinco proyectos", ha apuntado.
Según ha citado, el primero son las ayudas a proyectos de colaboración transfronteriza, con más de un centenar vivos y nueva convocatoria este año; el plan estratégico Aquitania Euskadi 2020 que se presentará en junio y que propone integrar la iniciativa de todos los actores para avanzar en una cohesión social y económica que nos de relevancia en el espacio atlántico.
También se incluyen un programa de relación entre agentes socioeconómicos con la intensificación de la creación de redes; el posicionamiento de la eurorregión y la conexión ferroviaria con el objetivo de reclamar la implicación de las instancias europeas en el proyecto de Alta Velocidad Ferroviaria.
Urkullu ha indicado que para todo ello se va a dotar con 1,1 millones de euros a la eurorregión, aportados al 50 por ciento por Euskadi y Aquitania y se ha comprometido a impulsar nuevos retos con la prioridad en el impulso cultural, a una nueva gobernanza y al compromiso con las personas.
Además, ha subrayado que "a pesar de que todavía se nos hace difícil identificar, y de ahí el compromiso de su visibilización social, y entender la eurorregión", a futuro, la Unión Europea se va a construir en base a estas "unidades socio económicas y sociopolíticas más cercana al ciudadano y que conforman también una unidad de intereses". Por ello ha insistido antes los gobiernos español y francés "en la bondad de la eurorregión en cuanto a lo que puede ser de ente político, económico y social".
TAV
Además, ha defendido la conexión del tren de alta velocidad (TAV) con Francia por la cornisa atlántica-cantábrica, con entrada y salida por la eurorregión Aquitania-Euskadi, lo que hace este proyecto de "interés estratégico en la movilidad de las personas y las mercancías".
Preguntado por los periodistas sobre la posibilidad de que el Gobierno central no financie el soterramiento de la entrada del TAV a las capitales vascas ha asegurado que no disponen de "ninguna información" oficial al respecto. "Lo que sabemos es que no sabemos nada", ha apuntado.
En todo caso, ha indicado que el Gobierno central ha reconocido que el proyecto de 'Y' vasca "complementa perfectamente la red europea y es una tarea que España tiene que llevar a cabo", ya que es competencia del Ejecutivo central. En este sentido, ha indicado que el Gobierno vasco ha pedido "una delegación de competencias" para poder acometer esta infraestructura.
"Las cosas van avanzando, las propuestas del Gobierno vasco son generosas, pero todavía la competencia está en manos del Gobierno estatal", ha incidido. Además, ha recordado que la forma de acceso a las capitales está contemplada en el acuerdo alcanzado con el anterior Gobierno central del PSOE y ha reivindicado el compromiso del Ejecutivo central en el nudo de Bergara de la 'Y' vasca.
"Esto es lo que urge que el Gobierno español dé respuesta", ha apuntado. Tras intervenir ante agentes socioeconómicos de los dos lados de la frontera, por la tarde Urkullu y Rousset visitarán las obras del viaducto de la Dordogne del Tren de Alta Velocidad.
Por su parte, Rousset ha anunciado que el tercer hilo ferroviario permitirá que en 2016-17 trenes de media distancia conecten Baiona (Francia), Bilbao y San Sebastián sin transbordos, ni ruptura de carga en las estaciones de Irun (Gipuzkoa) o Hendaia (Francia).
"COMPETITIVIDAD"
También ha realizado balance de estos dos primeros años de cooperación en la eurorregión que "acarrea competitividad, transición energética, bienestar, desarrollo de empleo y todo a nivel de una región europea de más de cinco millones de habitantes". "Es una respuesta concreta para el debate sobre el tamaño de las regiones que se da en Francia", ha señalado.
Rousset ha incidido en que esta estructura ha permitido "avances considerables" en "muchos ámbitos", como el del transporte, la gestión de fondos europeos o proyectos transfronterizos como Transfermuga o el intercambio de datos estadísticos entre Euskadi y Aquitania.