Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales afirma que no se callará ante las "amenazas" del Gobierno peruano

"Son expertos en buscar ciertas maniobras para perjudicar a los bolivianos. Con algunas amenazas, algunos parlamentarios y ministros (peruanos) quieren acallarnos. No nos callamos", dijo Morales. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que insistirá en defender una salida al mar para su país y que no callará ante las "amenazas" del Gobierno peruano, al que volvió a acusar de perjudicar los intereses de su país.
"Son expertos en buscar ciertas maniobras para perjudicar a los bolivianos. Con algunas amenazas, algunos parlamentarios y ministros (peruanos) quieren acallarnos. No nos callamos", dijo Morales en un acto ante miembros de las Fuerzas Armadas.
Sin precisar a qué "amenazas" aludía, el mandatario insistió en acusar a Perú de haber interpuesto ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya una demanda por un conflicto limítrofe contra Chile para perjudicar la aspiración boliviana de obtener de Santiago una salida al mar.
"El Gobierno y el pueblo boliviano van a defender su salida al mar. No es posible que algunas demandas perjudiquen el retorno de Bolivia al mar", dijo.
El Gobierno de Perú ha acusado recientemente a Morales de "intromisión" en sus asuntos internos al declarar a un diario chileno que dispone de información según la cual Lima sabe que va a perder la demanda de La Haya contra Chile.
Tras rechazar que sus palabras supongan injerencia alguna, Morales acusó a su vez a Perú de intromisión por el caso de los asilos concedidos a ex ministros bolivianos y por la investigación de las llamadas "Casas del Alba" (Alternativa Bolivariana para las Américas).
En concreto, recordó la visita a principios de año de una comisión de parlamentarios peruanos a Bolivia para investigar lo que consideraron una injerencia de Caracas y La Paz en asuntos de Lima para promover actividades terroristas a través de dichas "Casas del Alba".
Respecto al asilo y refugio concedido por Lima a tres ex ministros bolivianos acusados de genocidio por la represión militar del "octubre negro" de 2003, en el que murieron más de 60 personas, Morales sostuvo que "la intromisión sería que algunos bolivianos se escapen al Perú y busquen asilo político o refugio".
"Eso es intromisión, meterse en asuntos netamente de la justicia boliviana", agregó.
Las relaciones entre Perú y Bolivia estuvieron marcadas por la tensión el año pasado a raíz de varios roces verbales entre los presidentes García y Morales, que a mediados de 2008 desembocaron en la llamada a consultas del embajador de Lima en La Paz.
El último episodio en los intercambios de declaraciones se dio esta semana, con las afirmaciones de Morales al diario La Tercera, de Chile.